Juliaca: mujer aparece muerta con dos heridas en el cuello

Víctima estuvo reunida con otras personas en su habitación en Juliaca y se sospecha que su enamorado puede tener algo que ver en el crimen, según afirma la hermana de la fallecida.  

Policías retiran el cadáver de Ayden Vanessa Aleman hacia la morgue

Policías retiran el cadáver de Ayden Vanessa Aleman hacia la morgue.

Difusión.

Familiares de la fallecida no pueden creer lo ocurrido.

Familiares de la fallecida no pueden creer lo ocurrido. .

Difusión.

02 de Enero de 2017 21:30 pm.

La celebración por Año Nuevo terminó en crimen. Una estudiante del Instituto Superior Tecnológico Privado Tecnotronic de esta ciudad fue degollada dentro de su propia habitación.

PUEDES VER: Juliaca: preparan marcha de protesta contra delincuencia

El cuerpo sin vida de la joven Ayde Vanesa Alemán Livisi (24) fue hallado en el interior de una de las habitaciones del inmueble ubicado en la esquina de jirón Los Kipus con avenida Leonidas Hallasi, en la urbanización Cincuentenario Cancollani II Etapa.

Diana Amanda Aleman Livisi (30), hermana de la fallecida, fue la primera en encontrar el cuerpo en la habitación, sobre la cama, con manchas de sangre
 
Eran cerca a las 7 de la mañana de hoy. Luego del macabro hallazgo, la mujer dio parte a las autoridades.
 
Cerca de las diez de la mañana recién llegó al lugar la fiscal de turno Virginia Macedo Huacasi, quien, junto a los policías de sección especializada, recogieron las evidencias de este supuesto crimen.
 
Las autoridades constataron que la víctima a simple vista presentaba dos profundos cortes a la altura del cuello, siendo esta la probable causa de la muerte. En el ambiente también encontraron un cuchillo con el que habría sido asesinada la estudiante. 
 
Según se sabe, Ayde Vanessa Aleman Livia vivía sola. Al parecer, con motivo del nuevo año invitó a sus amigos. Los vecinos dijeron que escucharon música y bulla y creen que había varias personas em la habitación.
 
Asimismo, la hermana de la fallecida sospecha del enamorado de la víctima, de nombre Miguel Ángel, de quien, dice, que debe ser investigado, pues sospecha que tiene algo o mucho qué ver en el crimen.