Ni Candy ni Lady
Mónica Cabrejos Columnista
Ni Candy ni Lady

Relación v.s Affaire

Mónica Cabrejos escribe sobre las relaciones serias de años y como con el tiempo cada persona busca salir de la rutina para encontrar a la posible con la que podria tener un Affaire.
Relación v.s Affaire

Relación v.s Affaire.

25 de Diciembre de 2016 5:00 am.

Una infidelidad no sucede de manera espontánea, generalmente es síntoma principal de una crisis en la pareja.
 
Después de la ilusión pasional de los primeros tiempos del enamoramiento viene el choque con la realidad, la rutina de la convivencia va transformando esa pasión desenfrenada en cariño monótono y mientras más jóvenes somos es más difícil aceptar el cambio; por tanto, más proclives a ser infieles. Somos infieles cuando no encontramos nuestras necesidades tanto emocionales como físicas satisfechas y esto dependerá de la proyección de ambos miembros en una relación.
 
 
Sin embargo, hay quienes aseguran es imposible que una sola persona pueda darte todo; por tanto, califican la infidelidad como parte de una relación de pareja la cual podría ser un noviazgo, convivencia o el matrimonio mismo. La rutina y la monotonía van llenando a la relación de obligaciones, desilusiones, poca comunicación o problemas económicos y muchas veces esa “canita al aire” le da un respiro para avivar nuevamente la pasión en la pareja.  
 
La monogamia más que una conducta saludable y propia de una unión completa es un concepto impuesto por las normas sociales. La moral y la sociedad nos instruyen y obligan a ser fielmente monógamos -hasta que la muerte nos separe- independientemente a nuestra felicidad o nuestras necesidades. Asociamos la infidelidad con la traición, la falta de respeto y el desdén de nuestro amor; sentimos que la exclusividad sobre el ser amado nos asegura la reciprocidad sentimental. 
 
 
Las parejas que se convierten en víctimas de la monogamia y de su rutina obligatoria pagan un alto precio sentimental al creer que una nueva piel puede mitigar el hostigamiento del día a día. Antes deberían apreciar si su amor, la confianza y la estabilidad siguen siendo para continuar juntos. 
 
¿Vale la pena perder todo lo ganado durante años en una relación por un affaire pasajero?
 
Alguna vez se ha hecho esta pregunta querida lectora.
 
¡Feliz Navidad!