Ni Candy ni Lady
Mónica Cabrejos Columnista
Ni Candy ni Lady

Mónica Cabrejos: cómo olvidar al ex

La escritora Mónica Cabrejos aborda uno de los temas más pedidos en su consultorio psicológico. 

Hay que buscar la forma de superar los recuerdos de las ex parejas

Hay que buscar la forma de superar los recuerdos de las ex parejas.

21 de Mayo de 2017 7:30 am.

La consulta más recurrente en mi recién estrenado consultorio psicológico es sobre el olvido. La mayoría de las personas refieren la palabra “olvido” por dejar de sentir en determinada relación hacia tal persona o liberar emociones reprimidas.
 
 
Los recuerdos y las expectativas fallidas de una relación del pasado pueden llegar a ser motivo de una crisis existencial, una depresión sin fecha de vencimiento. He aquí algunos tips para iniciar el proceso de “olvido”. Las mujeres tienen una constante inquietud: ¿cómo hago para olvidar a mi ex?
 
RENUNCIA irrevocablemente a la terquedad y a la esperanza de arreglar una relación fallida. Ser obstinada emocional es aferrarte al recuerdo, a un pequeño detalle y darle carta libre a tu imaginación para convertir una palabra carente de sentido en una luz de esperanza.  
 
RECUPERA EL CONTROL de tus sentimientos y emociones. No te obsesiones con él (ella) y dedícale el mayor tiempo posible a tus actividades cotidianas, y si no son suficientes, invéntate nuevas. Lee, camina, estudia, conversa, anda al gym, inicia nuevos retos y asume que mientras menos tiempo tengas libre, será menos tiempo para sufrir por la relación fallida.
 
ROMPE CONTACTO con el ex. Elimina y bloquea –literal y metafóricamente– toda posibilidad de contacto con sus actividades actuales y también con los recuerdos. Fotos, lugares, amistades en común, redes sociales e información que genere vínculo con la persona. En la etapa inicial del “olvido” es lo mejor; luego será posible incluso retomar la cordialidad.
 
¿’REMEMBER’? NO. Evita el contacto sexual con tu ex. Si hay algo que vincula más que el amor a una pareja es el sexo. NO al ‘remember’, incluso cuando la añoranza y las ganas superan tu voluntad. Lo ideal es no tener ningún vínculo sexual hasta tener la certeza de que el capítulo del ex está cerrado, para así evitarte un mayor daño emocional. 
 
 
RESISTE el proceso aunque resulte doloroso. Valida tus emociones como la tristeza, la melancolía, el llanto y la decepción. 
 
RECUERDA… Todo y todos pasan. Nada es eterno.