Ni Candy ni Lady
Mónica Cabrejos Columnista
Ni Candy ni Lady

Mónica Cabrejos escribe sobre las mujeres cuando están "depre"

La escritora Mónica Cabrejos publica ahora sobre la vulvodinia, trastorno psicofísico que afecta silenciosamente a las mujeres. 

La depresión en las mujeres

La depresión en las mujeres.

18 de Junio de 2017 5:00 am.

Se deprime por desamor, por estrés, por falta de cariño o de atención. Sufre de un dolor constante, una molestia crónica que no le permite cumplir con su rutina; se siente decaída, triste y desolada. Una de cuatro mujeres en algún momento de su vida –en mayor o menor intensidad– ha sufrido de depresión vaginal
 
 
Nombre coloquial para referirse a la vulvodinia, trastorno psicofísico que afecta silenciosamente a las mujeres. Sí, aunque usted no lo pueda creer, estimada lectora, nuestra vagina es tan sensible y delicada  como nosotras mismas.
 
La famosa “depresión vaginal” va mucho más lejos del despecho mismo, pues nuestra mente es tan poderosa que puede controlar absolutamente todo nuestro cuerpo e igual de enérgicas son nuestras emociones que pueden tener influencia en nuestra salud física. 
 
El proceso en el que tú cuerpo manifiesta malestares emocionales se le conoce como psicosomatización; el conflicto mental busca redimirse en nuestro cuerpo. Todos lo hacemos en alguna medida, desde un dolor de cabeza hasta una parálisis facial. Exactamente igual sucede con la depresión y la inmuno-depresión: el bajo estado anímico produce una baja en tus defensas y como consecuencia cualquier virus, bacteria o enfermedad se aloja en tu cuerpo, pues este no puede defenderse.   
 
Sucede en tu vulva, al ser el órgano elegido por tu mente para somatizar tus carencias emocionales como mujer. En algunos casos, la vulvodinia es producto de un mal golpe, posibles cambios en el PH vaginal; en otros puede ser el cambio de compañero sexual, el estrés, la tristeza emocional o falta de sexo.   
 
El dolor crónico, el ardor e incluso la falta de lubricación pueden aparecer cuando una mujer tiene problemas en el amor. La inseguridad y la inestabilidad emocional pueden influir en tu cuerpo mismo. La “depresión vaginal” existe y aunque suene paradójico debes darle amor, atención  especial y cariño a tu vagina.

Hazla sentir parte importante de tu feminidad y recuerda: la compañía es opcional para que “ella” se sienta plenamente satisfecha.