Leo

    ¿Cómo es el signo Leo?

    El signo Leo, como signo de fuego, pone énfasis en el desarrollo del ego. Leo se siente preparado para ejercer poder e influir irradiando fuerza. El signo Leo cree en él mismo y esto es la base de su autoestima. Busca vivencias que le ayuden a encontrar y mostrar quién es él.

    Está buscando una identidad diferenciada, la auténtica expresión de él mismo para poder gritar: "Yo soy". En este camino hacia la autenticidad hay sinceridad, coraje, egoísmo y exhibicionismo infantil.

    El planeta regente del signo Leo

    Su regente, el Sol, le aporta confianza en sí mismo, y también sentirse el centro del mundo. Desde ese punto irradia fuerza y energía hacia los demás y tiene fuerza de atracción. Cree en él mismo y desea dominar o influir sobre las personas que tiene alrededor.

    Expresión negativa y desarrollo del signo Leo

    En situaciones en que los demás no le elogien o no le devuelvan la imagen que él pretende proyectar le costará admitir su fracaso. Es difícil para el signo Leo mantener contactos con aquellos que no le valoran.

    Resumen de las cualidades del signo Leo

    Leo: fuerza, autoestima, cordialidad, iniciativa. Hacer lo que se piensa. Posición personal frente a la sociedad. Poderes internos. Irradiación hacia el entorno.

    El signo Leo en el trabajo

    En el sector laboral Leo necesita poder expresarse y aportar lo máximo de sí mismo. Puede ser más adecuado para él ser el jefe más que el empleado. Pero tampoco significa que todas las personas con el Sol en Leo tengan que mandar sobre los otros; la carta natal es mucho más compleja que eso. De todas formas sí que intentará ganarse el respecto e influir, tomar decisiones y si se puede divertir trabajando mejor que mejor.

    El signo Leo en las relaciones

    Leo es un buen amigo, cálido, entusiasta, fiel y con ese punto de ingenuidad que lo hace tan agradable. Le gusta ayudar a sus amigos y es generoso con sus sentimientos.

    Tiene necesidad de amar y ser amado, esto lo puede expresar en el flirteo, aunque solamente como un juego. Y ya en una relación seria el otro ha de demostrarle admiración y valoración; entonces, Leo, dará lo mejor de si mismo.

    Planetas en el signo Leo

    Mercurio, el instrumento de aprendizaje y comunicación, se hace dramático, vital, energético y lo que aprende o trasmite tendrá que ver con vivencias internas genuinas.

    Júpiter, nuestro instrumento de valoración, tiene en este signo una gran capacidad de ver las cosas de forma muy personal. Y las experiencias que buscará y le interesa tienen relación con poder llegar a una valoración de uno mismo cada vez más verdadera.