Estoy orgullosa de ser peruana. Tengo la roja y blanca en mi pecho. Estoy contigo en las buenas y las malas. ¡Arriba Perú! Sé que lo lograremos. ¿Tú qué opinas?
En esta silla me voy a sentar para la cena de Navidad y compartir con todos una oración y luego las delicias que sé preparar. ¿Quieres ser uno de mis invitados?
Ya tengo listo mi regalo de Navidad para el chico que me diga un piropo lindo, tierno y original. ¿A ver, tú qué me dirías?
Ya tengo listo mi regalo de Navidad para el chico que me diga un piropo lindo, tierno y original. ¿A ver, tú qué me dirías?
No me hagan reír, conozco a los hombres y sé de qué pie cojean. Sean sinceros y digan qué querían que me saque, ¿el polo o los lentes?
Hice esto para los hinchas de la selección y dejen de lado la pena por la derrota ante Brasil. ¡Vamos, chicos, anímense a decir qué les gusta más de mí!
Así me disfracé ayer por Halloween y hubo varios “lobos” que querían que vayamos al bosque, pero no caí en la trampa. ¿Tú a dónde me llevarías?
Estoy esperando que algún chico amable, cariñoso, inspirado y divertido me diga un piropo lindo. ¿Qué te gustaría decirme?
No lo puedes negar, mi ropa es linda, el lacito también, los zapatos ni qué decir, los aretes, mi cabello. ¿Algo más te llama la atención?
Si me quieres llevar de paseo elijo el Caribe. Y si te animas, tendrás unos días inolvidables.
¿Que te gusta más, las flores o mi ropa de baño? No me molesta si dices la ropa, porque yo soy como un flor en primavera. ¿Tú qué dices?
No lo puedo negar, los peluches me encantan y tengo muchos desde niña, pero todos me dicen que me falta un muñeco de carne y hueso. ¿Habrá alguien que quiera compartir los días conmigo?
Ya voy probando los mejores colores para el verano, ¿qué tal me veo con estos?