Porque mi madre me dio la vida y tú el corazón; adonde vayas te seguiré. Soy de Alianza Lima. Un solo sentimiento que no tiene explicación.
Con gusto me desvisto y me pongo esta camiseta, porque el martes gocé de lo lindo y confío en que las cosas van a cambiar en la selección. ¿Quién quiere hacer barra conmigo?
Soy una mujer de sangre caliente y no hay frío que me afecte. ¿Quieres que te abrigue?
No se desesperen, apenas pase el frío me saco la casaca y corriendo me voy a la playa a disfrutar del sol y el mar. ¿Cuál es mi playa favorita? Después les cuento.
Perdimos con Bolivia, pero nadie me va a quitar la pasión que siento por mi país. ¡Arriba Perú!
Esta es la forma que elegí para alentar a la selección y desde ahora prometo que a todos los que hagan goles, les voy a regalar algo de lo que llevo puesto.
Todavía llevo a una niña adentro, por eso que siempre me gusta tener estos lindos detalles, ¿me regalas uno?
Un saludo para todos mis fans, que sé que se cuentan por cientos. Gracias, yo también los llevo muy dentro de mi corazón.
Me gusta posar para las cámaras y este es un ángulo que me encanta, ¿a ti qué te parece?
¿Hay algún caballero que quiere ayudarme a amarrarme las tiras?... No, mejor no ahora, cuando vaya a la playa seguro de que lo pediré otra vez. ¿Te animarás?
Me dijeron “amarillo patito”, y me encantó, me pareció como un surrurro en el oído y un piropo con un beso. ¿Tú qué me dirías cuando veas mi foto?
Estoy aprendiendo y hago todo lo posible por tener una mejor toma. ¿Me enseñas algunos trucos?
Con el sol de estos días me ha entrado ganas de mostrarme tal como Dios me trajo al mundo, pero prefiero dejar algo a la imaginación. ¿Tú qué dices?