Si estás mal en el amor me pasas la voz, porque te puedo curar de muchas formas.
Sí, ya sé que es hora de trabajar, pero esperen un ratito, que tengo que ponerme mi ropa. ¿O prefieren que esté así todo el día?
Las flores son mi debilidad, por eso puse una margarita en un lugar muy especial, pero, como se dice, se mira y no se toca. ¿Y tú qué flores quieres regalarme?
Si quieres que me saque la malla, dime algo bonito, un poema, una canción, un piropo, pero tiene que ser lindo, sensual y divertido. ¿Te animas?
Una mirada y un corazón llenos de amor para ti es lo que te daré si me demuestras que eres la persona que espero.
Así es, me siento linda por donde se me mire y porque ese es mi nombre también. ¿Tú qué piensas?
Ya estoy lista para la próxima Liga española, los colores me delatan, así que voy a hacer fuerza y poner todo por el Barcelona. ¿Me acompañas a hacer barra?
Sigo celebrando las Fiestas Patrias pero siempre con moderación, ¿alquien se anima a salir conmigo?
Rosa, Rosa, tan maravillosa... me cantaron en coro el otro día un grupo de chicos. Me encantó. ¿Tú, qué canción me dedicarías?
¿A ver, quién es el valiente que sube conmigo al ring? No se asusten, es una broma. Soy delicada, cariñosa y bien señorita. ¿Lo dudas?
Estoy lista para celebrar las Fiestas Patrias, pero no tengo quién me acompañe, ¿te animas para darte mi número?
Esto es el comienzo nada más porque prometo que si Alianza gana el campeonato, me pongo ropa más ligera para alentar a los chicos e ir al estadio así a todos los partidos. Nos vemos.
Lo prometido es deuda: acá me tienen con mi camiseta de la “U” después del triunfazo en el clásico. ¿Les gusta?