Desde el estadio alenté a la bicolor con todas mis fuerzas. Me puse la camiseta de Paolo Guerrero y él metió gol. En el próximo partido, ¿qué camiseta me pongo? ¿La de Cueva o la de Carrillo?
No estoy de luto por Cristal, nada que ver, sino por Islandia, que me alegró mucho en la Eurocopa y ahora con este regalo quiero levantarles el ánimo a sus jugadores. Suerte, chicos.
A ver, ¿qué les gusta más, el conejito de Playboy o la lengua de los Rolling Stones?... Bueno, eso se lo dejo a su elección, pero me gusta más que me admiren como mujer y persona. ¿Te parece?
A pesar del frío me gusta lucir mis prendas chiquitas. ¿Qué te parece las que llevo puestas?
Si se trata de delanteras, conmigo no podría la defensa de Chile y menos las de España o Alemania, porque cuando me animo, entro a la cancha y hago goles por montones. ¿Quieres que te lo demuestre?
Me gusta el modelo de esta ropita, sobre todo porque resalta mi anatomía. ¿Qué te parece?
Estoy repartiendo estas ricas manzanas que, muchos dicen, es el fruto prohibido, pero solo se las entrego a los chicos fieles y responsables. ¿Tú eres uno de ellos?
¿Tú qué dices, combina o no el amarillo con el verde? A lo Brasil, por supuesto, pero yo soy Perú en cuerpo y alma y siempre haré barra por la selección, de la cual soy hincha número uno.
De tanto esperar un caballero que me ayude a hacerme el nudo, me cansé y yo mismo me tuve que dar ese trabajo. ¿Dónde están los chicos galantes y atentos?
Me gusta Brasil, pero en especial su música, porque en el fútbol están dormidos.
He vuelto a creer en la selección, por eso voy a dar todo por ella en los partidos que vienen. ¿Estás de acuerdo?
He sentido mucha tristeza por la selección, pero quiero con esta foto que los jugadores levanten su ánimo y se alisten con alegría y esperanza para las Eliminatorias. ¡Fuerza, chicos!
No quiero que nadie esté triste por lo que le pasó a la selección en la Copa América, así que he decidido regalarles esta postal mía para que todos sonrían y se pongan alegres.