Los equinodermos: animales invertebrados

Se conoce que existen al menos 950 especies de erizos marinos y son muy abundantes en las costas rocosas y zonas de arrecifes. Todos ellos son equinodermos.

Los equinodermos

Los equinodermos.

27 de Octubre de 2017 5:00 am.

Los equinodermos son animales exclusivamente acuáticos que habitan en los ecosistemas del fondo marino. Sin embargo, son de los pocos que también saben adaptarse a zonas poco profundas. Su nombre hace referencia a su esqueleto interno formado por placas de carbono cálcico. Solo estas placas están presenten en las espinas del erizo marino. Este grupo incluye a la estrella de mar, el erizo de mar, al pepino de mar y a las ofiuras. 
 
A causa de su simetría no se puede distinguir bien dónde se ubican los órganos de los equinodermos. Su aparato digestivo está adaptado a la dieta, aunque generalmente constan de boca, esófago, estómago, intestino y ano. Su sistema nervioso es bastante simple, no tienen un corazón real y la circulación depende de su sistema ambulacral. 
 
Este sistema en específico le sirve para movilizarse ya que se sitúa en los pies.
 
 
 

REGENERACIÓN DE LA ESTRELLA DE MAR

 
Es el equinodermo más conocido luego del erizo de mar. Cuenta con 1,800 especies descritas en todos los océanos. Se le denomina como ofiuroideos por su pentasimetría, es decir, tienen cinco partes iguales alrededor de su boca. Sus distintivos brazos le dan la forma estrellada, estas poseen mucha fuerza que le permite abrir conchas de moluscos y devorar al animal en su interior. Su reproducción es asexual, pudiendo regenerar una estrella a partir de uno de sus brazos que ya se haya separado de su cuerpo. En su inicio embrionario se desarrolla primero el ano y en segundo lugar, la boca. Por lo general tienen cinco brazos, pero en algunas especies presentan más. Existen de varios colores llamativos como el rojo o el naranja, además del negro, marrón, azul y gris. Tienen pies ambulacrales que funcionan como un sistema hidráulico, estos le permiten movilizarse. Se alimentan de otros invertebrados como los moluscos, almejas, ostras y caracoles. Cuando les toca vivir en los arrecifes se alimentan de algas, esponjas y plancton, siendo un peligro para la supervivencia de los corales. Actualmente están amenazadas por la caza y la utilización como decoración en acuarios o disecados.