Sexo: 9 posturas sexuales para los más gorditos

Las mejores posturas sexuales que pueden practicar las personas que tienen algo de sobrepeso. 

 

Ser gordito no es impedimento para tener sexo

Ser gordito no es impedimento para tener sexo.

12 de Febrero de 2018 17:30 pm.

Ser gordito no debe ser impedimiento para tener sexo. Lee estos consejos para disfrutar la intimidad con tu pareja.
 
 
 
De rodillas
Esta es una de las más cómodas. Te pones de rodillas mientras que tu chico te penetra desde atrás. De esta forma te puede acariciar la espalda y los muslos.
 
Cucharita
Esta posición es perfecta para establecer una conexión profunda con tu pareja. La clásica postura de la cucharita es ideal para los que solo tienen un poco de sobrepeso. 
 
Sentada sobre él
Te sientas sobre él con la vista hacia los pies. Una postura ideal para lograr una profunda penetración con la que conseguiréis más placer los dos.
 
 
Posición simétrica
Esta es muy cómoda si eres tú la que tiene algo de sobrepeso. Ponte de lado y que tu chico se sitúe detrás de ti de forma que queden tus rodillas al lado de su pierna de abajo. De esta manera te podrá hacer el amor lento y suave.
 
 
Piernas arriba
Te tienes que acostar y levantar tus piernas hasta llegar a colorar los pies sobre los hombros de tu hombre. Así él te podrá hacer el amor con lentitud y podrá acariciar todo tu cuerpo.
 
 
Misionero
Esta es una de las más conocidas, si tienes algo de sobrepeso, utiliza las almohadas como punto de apoyo. Colocarlas debajo de los glúteos te ayudará a encontrar el ángulo perfecto.
 
Trapecio
Tu hombre debe sentarse con la espalda derecha, las piernas algo abiertas como formando una V y un poco reclinadas, mientras tú bajas hacia él; inclinas tus piernas hacia tu pareja a la par que te sostiene en un suave balanceo.
 
 
Movimiento lateral
Tú te acuestas en posición fetal con unos cojines debajo de tus caderas. Tu chico se pone de rodillas y te hace el amor sin prisa. El movimiento controlado es el que más placer da.
 
El perrito
Adopta la poción de perrito a cuatro patas, él se colocará detrás de ti y te penetrará profundamente. Si ves que te resulta cansado, apóyate en una almohada.