Sexualidad: 5 beneficios del sexo en personas diabéticas

Padecer diabetes no resulta un impedimento para disfrutar del sexo con la pareja, por el contrario, supone muchos beneficios para la salud.

 

Padecer diabetes no es un impedimento para gozar del sexo con la pareja

Padecer diabetes no es un impedimento para gozar del sexo con la pareja.

13 de Junio de 2018 19:00 pm.

La diabetes es una enfermedad muy restrictiva para la persona. Sin embargo, no resulta limitante para llevar una vida sexual placentera con la pareja. En especial teniendo en cuenta que los principales beneficios de tener sexo, significan el alivio dolor y una mejora notable en el estado de ánimo. 
 
 

1. Liberación de hormonas reguladoras

Durante el sexo, llegar al orgasmo además de placentero le permite el organismo liberar la hormona prolactina, que favorece la relajación y alivia el estrés, pero además tiene un efecto regulador sobre los niveles de glucosa en sangre.
 

2. Control del dolor

La deficiencia de insulina produce que las células se queden sin energía y la persona se canse rápidamente, pero, además se producen cambios en los músculos del esqueleto que conllevan a que se experimente dolor y rigidez en las articulaciones. Sin embargo, esta comprobado que durante el sexo se libera una sustancia llamada Oxitocina que disminuye los niveles de dolor.
 

3. Un buen ejercicio

A los pacientes diabéticos y a todos en general se les recomienda tener una rutina de ejercicios. El sexo es una actividad que exige esfuerzo físico y ayuda a la tonificación de los músculos. 
 
 
 

4. Refuerza el sistema inmunológico 

El paciente diabético tiene sus defensas débiles, lo que lo hace propenso a muchas enfermedades. Sin embargo, si goza de una rutina sexual con una pareja estable, los niveles de inmunoglobulina, un tipo importante de anticuerpo, se elevan. Protegiendo al cuerpo de virus y bacterias.
 

5. Mejora el humor

Los pacientes diabéticos ven alterados sus estados de ánimo a razón de los niveles de glucosa en sangre que tengan. Pueden experimentar ansiedad, nervios, confusión, irritabilidad. El sexo, en este caso actúa aumentando los niveles de endorfinas y serotonina, las llamadas hormonas de la felicidad.