Julio Gagó, congresista por Fuerza Popular.

02 de Marzo de 2014 14:00 pm.

La Procuraduría Anticorrupción presentará ante la Fiscalía de la Nación a cinco ex trabajadores del conglomerado de empresas del congresista fujimorista Julio Gagó Pérez, y de sus tres hermanos, como testigos de presuntos actos ilícitos.

Según los testimonios de los ex-empleados (de Jaamsa y Copy Depot), al ser elegido congresista, Gagó Pérez simuló desvincularse de ambas compañías, pero en realidad las maneja por intermedio de sus hermanos y funcionarios de confianza.

Para la Procuraduría Anticorrupción, los testigos concuerdan en que el parlamentario por Fuerza Popular desarrolla actividades empresariales que contravienen las funciones de un legislador.

En diferentes presentaciones públicas, Julio Gagó ha asegurado ser inocente de las acusaciones e insiste en que no tiene nada que ver con Jaamsa y Copy Depot, proveedoras de fotocopiadoras, escáneres y otros equipos de oficina.

Según la Procuraduría Anticorrupción, los testimonios indican que ejerce dominio sobre el conglomerado de su familia. El diario La República señala que uno de los testigos indicó que aunque Amancio Armas Vílchez aparece como gerente general de Copy Depot, "los que manejan todo son los hermanos Gagó".

"Es el hombre de confianza y aparece en todas partes, por eso le han construido un cuarto en el último piso donde está la empresa Jaamsa. Ahí vive. Si las autoridades hacen una inspección, lo van a encontrar”, manifiesta el testigo.

Ante ello, la Procuraduría Anticorrupción ha pedido a la Fiscalía de la Nación una inspección urgente de los locales para acopiar mayor información incriminatoria.

“Los testimonios de los ex trabajadores se suman a las evidencias audiovisuales y documentales con las que ya contamos y que demostrarían que el congresista Gagó ejerce pleno dominio de sus empresas”, señaló el procurador Christian Salas.