Poder Judicial condenó al ex gobernador regional de Áncash, Waldo Ríos por abuso de autoridad

El ex gobernador regional de Áncash, Waldo Ríos Salcedo, fue condenado por el Poder Judicial a 10 meses de pena privativa de la libertad por abusar de su cargo y rotar a dos de sus trabajadores de su puesto de labores.

Poder Judicial de Ancash condenó a 10 meses de prisión al ex gobernador regional, Waldo Ríos

Poder Judicial de Ancash condenó a 10 meses de prisión al ex gobernador regional, Waldo Ríos.

Archivo.

12 de Septiembre de 2018 18:45 pm.

Por tercera vez, el Poder Judicial, condenó el ex gobernador regional de Áncash, Waldo Ríos Salcedo, a 10 meses de pena privativa de la libertad por abusar de su cargo y rotar arbitrariamente a dos de sus trabajadores de sus puestos de labores. 

El magistrado de la Corte Superior de Justicia de Áncash, lo encontró culpable por el delito de abuso de autoridad y le impuso que paguen 2,800 soles a cada uno de los agraviados del gobierno regional Carlos Guisbert, Víctor Valvidia Castillo y Carlos Paredes Aranda.

LEE MÁS: SJL: Audio revela que candidato habría negociado lista de regidores con empresario [VIDEO]

La sentencia indica, que se demostró que Ríos Salcedo, cuando se desempeñó como gobernador regional de Áncash, abuso de su cargo para rotar de manera arbitraria de sus puestos a los trabajadores agraviados, sin respetar su jerarquía y nivel dentro de la institución.

Al iniciarse el juicio oral ante el Colegiado, el inculpado Waldo Ríos se acogió a la conclusión anticipada, reconoció los cargos y admitió su culpabilidad, con lo cual logró reducir el tiempo de prisión efectiva.

MIRA TAMBIÉN: Alianza Lima vs. El Aposento Alto: disputa por explanada no acaba

Sin embargo, el juzgado ha reservado el proceso para los ex funcionarios regionales, que son el ex gerente Jaime Osorio, hombre de confianza de Ríos Salcedo.

Como se recuerda, Waldo Ríos afronta una primera condena de 5 años de pena privativa de la libertad, dictada por el Poder Judicial de Ancash, tras encontrarlo culpable por el delito de colusión desleal, en el 2016, luego recibió su segunda condena de un año de pena efectiva en su contra por el delito de inducción al voto.

Además, afronta otra investigación por la Fiscalía del Santa por el delito de lavado de activos y cohecho, por el millón de soles que recibió de “donantes” para pagar la reparación civil que le debía al Estado, producto de una condena de corrupción de funcionarios.