México: turbulencia sacudió un avión y dejó 45 personas con lesiones [VIDEO]

Las malas condiciones climáticas ocasionaron en incidente en el vuelo 423 de Volaris, que viajaba de Guadalajara a Tijuana,en México, donde fueron atendidos los pasajeros

Los pasajeros descendieron del avión, aun consternados y asustados.

27 de Septiembre de 2018 16:15 pm.

Terror en el aire. Tremendo susto sufrieron este jueves los 165 pasajeros y 5 tripulantes del vuelo 423 de la línea aérea low cost Volaris, en México. Una turbulencia sacudió la aeronave y provocó lesiones en 45 pasajeros, entre ellos, los integrantes de la tripulación.
 
El avión salió la tarde del miércoles de la ciudad de Guadalajara con rumbo a Tijuana, en Baja California, y a la altura de Mexicali, en el mismo estado, comenzó a sufrir la turbulencia provocada por las malas condiciones climáticas.
 
 
Las sacudidas provocaron pánico entre los pasajeros y lesiones de diverso grado a 45 de ellos, quienes fueron atendidos al aterrizar el avión por paramédicos de la Cruz Roja.
 
En la terminal aérea de Tijuana 11 de ellos tuvieron que ser trasladados a un hospital de la zona y sólo dos permanecieron internados, de acuerdo con información de medios locales.
 
Algunos de los pasajeros que lograron captar el incidente compartieron diversos video en redes sociales en México y el mundo. Mientras la línea aérea emitió un comunicado en el que informó del incidente que, por fortuna, no tuvo consecuencias fatales.
 
 
“Siguiendo las indicaciones del personal médico, 12 clientes fueron trasladados a centros hospitalarios para una revisión, y fueron dados de alta pocas horas luego de su ingreso. Dos de los sobrecargos fueron atendidos y se encuentran en recuperación”, informó la aerolínea de México mediante un comunicado.
 
“Seguiremos insistiendo fuertemente en nuestro mensaje a los pasajeros, que deben mantener en todo momento ajustado su cinturón de seguridad”, concluyó la aerolínea.
 
 
Los pasajeros descendieron del avión, aún consternados y asustados, pero también enojados por la situación que les tocó vivir.
 
El terror de los pasajeros se ha traducido en quejas a la compañía, que de momento sólo ha admitido que el mal clima fue la causa de las turbulencias, tranquilizando a sus clientes.