Poder Judicial: futbolista Irven Ávila perdió juicio contra ex pareja

El futbolista Irven Ávila perdió el juicio por difamación agravada que le entabló a su ex pareja, Ingrid Rubio Palacios, porque el Poder Judicial de La Molina y Cieneguilla la absolvió por falta de pruebas. 

Poder Judicial absolvió a la ex pareja del futbolista Irven Avila del delito de difamación agravada.

Archivo.

11 de Enero de 2019 14:00 pm.

El Poder Judicial de La Molina y Cienguilla absolvió a Ingrid Rubio Palacios del delito de difamación agravada a su ex pareja, el futbolista, Irven Ávila Acero, a quien lo acusó de ser mal padre e irresponsable porque no le pasa manutención para el menor hijo que tienen ambos.
 
El magistrado del Segundo Juzgado Penal Permanente de La Molina y Cieneguilla, determinó que no existen pruebas que Rubio Palacios haya mancillado el honor contra el jugador al denunciarlo públicamente por mal padre y no cumplir con sus obligaciones de progenitor.
 
 
El futbolista Irven Ávila Acero demandó a su ex pareja por la presunta comisión del delito contra el honor, difamación agravada.
 
La denuncia del futbolistaindica que su ex pareja, sin considerar que el querellante (agraviado) es futbolista profesional y persona vinculada a la actividad deportiva, con una imagen que permanentemente se encuentra expuesta a la opinión pública, en forma indistinta ante los medios de prensa y televisiva lo ha llamado "mal padre" y que "no cumple con sus obligaciones de progenitor".
 
Lo cual es totalmente falso, ya que nunca ha dejado de entregar la manutención para su menor hijo y como pruebas presentó varios artículos periodísticos y video donde se aprecia a la madre de su hijo, difamándolo.
 
Agrega, su denuncia, que el único fin de la madre de su hijo es con un claro afán de perjudicarlo, injuriándolo, difamándolo y calumniándolo, es decir, ha venido demostrando un ánimo de difamar, injuriar, de ofender, de deshonrar o desacreditar a la víctima.
 
Que algunas de las frases difamatorias son las siguientes: "Así tiene Irven Ávila a su hijo de 4 meses, cholo y abandonado", "Ex pareja denuncia al futbolista de haberse desentendido de su hijo", "La firma que ese cholito que regresó con el rabo entre las piernas al Rímac, es más malo que esos terruños del Estado Islámico", "Ingrid Rubio, madre de su hijo, denuncia que el futbolista los tiene abandonados", "Irven Ávila no atiende a su hijo".
 
 
Agrega, además que las frases y palabras vertidas por la querellada, las mismas que se han reiterado en diversas publicaciones, tiene una clara connotación despectiva, ofensiva e insultante y buscan poner en duda no solo la dignidad y honra del querellante al atribuirle conductas deshonrosas o rebajar su condición humana y profesional, sino además ponen en duda incluso su honradez y dignidad al decir, que "sus agravios los puede tolerar, pero que ya sea indiferente e inhumano con su hijo, no tiene nombre.." y referirse al querellante señalando que éste ha manifestado "si mi hijo se tiene que morir, se tendrá que morir, yo no puedo hacer nada".
 
El juez penal, Benjamín Enriquez Colfer, concluye en su resolución que no habiéndose logrado desvirtuar la presunción de inocencia que favorece a la inculpada, corresponde emitir sentencia absolutoria en los términos que prevé el artículo 284 del Código de Procedimientos Penales.
 
La sentencia absolutoria deberá contener la exposición del hecho imputado y la declaración de que éste no se ha realizado, de que las pruebas han demostrado la inocencia del acusado, o de que ellas no son suficientes para establecer su culpabilidad, disponiendo la anulación de los antecedentes policiales y judiciales del procesado, indica el magistrado del Segundo Juzgado Penal Permanente de La Molina y Cieneguilla.
 
El abogado de la agraviada, Daniel Leyva dijo que su patrocinada no cometió delito al denunciar hechos sobre una demanda de alimentos contra el padre de su hijo. Dijo que el jugador ahora juega en México y existe una demanda por alimento a favor del menor.