Doce familias recibieron


El derrumbe de una vieja casona de quincha y adobe en el Rímac, deteriorada por su antigüedad, dejó a 12 familias damnificadas de otro inmueble contiguo, que pasarán el Año Nuevo en la vía pública.

 

31 de Diciembre de 2008 20:31 pm.

El derrumbe de una vieja casona de quincha y adobe en el Rímac, deteriorada por su antigüedad, dejó a 12 familias damnificadas de otro inmueble contiguo, que pasarán el Año Nuevo en la vía pública.

El accidente ocurrió ayer a las 6:30 am en el inmueble de la calle Presa 124.

"El dueño debió reparar los cimientos hace bastante tiempo. Yo vivo acá hace 40 años y seguían igual", dijo uno de los afectados.

Los inquilinos por su seguridad optaron por retirar sus enseres de las debilitadas viviendas donde habitaron por décadas.

Hasta el cierre de esta edición los afectados no recibían ayuda de Defensa Civil ni otra autoridad. (R. E.)