Soldados gringos dirán ¡sauuu...!

Washington.- Luego de dieciséis años de una infructuosa tentativa de Bill Clinton, el ejército estadounidense podría verse forzado en el gobierno de Barack Obama a abrir de manera oficial sus puertas a los homosexuales, obligados hasta ahora a callar sus preferencias sexuales bajo la pena de ser expulsados.

04 de Enero de 2009 20:13 pm.

Según el sitio web del presidente electo, "los criterios claves para servir en las fuerzas armadas deberían ser el patriotismo, el sentido del deber y la voluntad de compromiso. La discriminación debe ser prohibida".