Consejos para proteger a su bebé en este verano

El Senamhi pronosticó para este verano temperaturas superiores a los 30 grados, por lo que los bebés deben tener una mayor protección ante los rayos solares. 

29 de Enero de 2019 20:15 pm.

Según los pronósticos del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (Senamhi), la temperatura en Lima durante el verano puede llegar hasta los 30°C, con índice de rayos ultra violeta que se encuentran entre los más altos y peligrosos del mundo. 
 
A pesar de ello, estas condiciones no deben ser impedimento para disfrutar del verano en familia, pues existen formas de proteger la piel del sol hasta de los bebés en sus primeros años. 
Por ello, Laura Chacón Garbato, directora Global de Entrenamiento y Educación de productos Herbalife Nutrition, brinda tres consejos para sacarle el máximo provecho al verano y que tanto tu como tú bebe puedan protegerse del sol:
 
1. Siempre aplicarse protector solar antes de salir: La mayor parte del daño a la piel proviene del sol, y los bebés son los más vulnerables pues tienen una piel más delicada y sensible. Una buena forma de protegerlos de los daños causados por los rayos UVA / UVB es aplicar protector solar antes de salir al exterior. Lo más importante es usar el fotoprotector adecuado para su tipo de piel y que tenga un factor de protección solar de 30, pues es capaz de cubrir el 97% de los rayos del sol. 
 
 
El bloqueador debe aplicarse 30 minutos antes de salir para que tenga tiempo de proporcionar el máximo beneficio y pueda prevenir daños en la piel. 
 
2. Mantenlo hidratado: Mantener a tu bebé hidratado durante el verano es la clave, entre otros motivos, para asegurar que su piel esté saludable. Se recomienda usar lociones para darles masajes y mantener su piel fresca. 
Recuerda además que es importante hidratar al niño por dentro, ofreciéndole líquidos con frecuencia para mantener el nivel de hidratación adecuada. El consumo de frutas, como la sandía, puede ayudar a proporcionar buena hidratación.
 
3. Deja que su piel respire: El verano es una estación en la que podemos disminuir el uso excesivo del pañal, o bien utilizar pañales transpirables. Es bueno que los bebes se muevan con poca ropa cuando hace mucho calor para evitar que sus poros se obstruyan y se generen sarpullidos, irritación de la piel, entre otros problemas.
 
 
Hay que tomar en cuenta que ningún extremo es bueno, pues una piel expuesta a las agresiones del sol es más vulnerable a sufrir quemaduras y otras lesiones. Por otro lado, si los abrigamos demasiado pueden sudar en exceso y perjudicarse.
 
Cabe recordar que se recomienda no exponer al sol a menores de seis meses, pues su piel es muy sensible al tener una escasa capacidad para generar melaninaes, y que sus defensas no se han desarrollado todavía.