Jaime Yoshiyama fue recluido en el penal Miguel Castro Castro

Jaime Yoshiyama fue recluido en el penal Miguel Castro Castro, donde cumplirá los 36 meses de prisión preventiva que le impuso el juez, Richard Concepción Carhuancho por el caso Odebrecht  

Jaime Yoshiyama fue recluido en el penal Miguel Castro Castro.

Corte Suprema del Poder Judicial.

12 de Marzo de 2019 12:45 pm.

El ex secretario general de Fuerza Popular, Jaime Yoshiyama fue recluido en el penal Miguel Castro Castro, donde cumplirá los 36 meses de prisión preventiva que le impuso el juez de investigación preparatoria nacional, Richard Concepción Carhuancho presuntamente por recibir dinero de la empresa brasileña Odebrecht para la campaña presidencial de Keiko Fujimori.
 
 
Jaime Yoshiyama regresó de los Estados Unidos y llegó al Perú, la noche del domingo acompañado de su abogado, Humberto Abanto para entregarse al Poder Judicial. En el aeropuerto internacional Jorge Chávez fue capturado por la policía y luego fue llevado a la sede de resquisitorias. Ayer lunes fue puesto a disposición del Juzgado Penal Nacional.
 
 
Posteriormente, en una audiencia el juez Richard Concepción Carhuancho le informó de la medida preventiva de prisión preventiva que le impuso el 24 de noviembre pasado y dispuso su internamiento en un penal de la capital. Fue trasladado a la carceleta del Poder Judicial donde fue clasificado por el personal del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), para ser internado en el penal Miguel Castro Castro.
 
"Las condiciones que se dan a la personas que han ingresado al penal durante este Gobierno son sumamente vejatorias, se les trata como si fueran condenados, cuando se trata de personas que merecen el trato de un inocente", dijo su abogado José Abanto.
 
El también ex ministro del ex presidente Alberto Fujimori, Jaime Yoshiyama es investigado por la fiscalía por presunto lavado de activos, a raíz de los aportes recibido para las campañas del 2011 y 2016. 
 
El equipo especial del Ministerio Público para el caso Lava Jato lo acusa de formar parte de la presunta organización criminal formada al interior de la referida organización política liderada por Keiko Fujimori.
 
Se le imputa junto a Augusto Bedoya de haber recibido un millón de dólares de parte de la empresa Odebrecht para la campaña de Fujimori en el 2011.
 
 
Además, su sobrino Jorge Yoshiyama Sasaki lo acusó de haber buscado aportantes falsos para la campaña Keiko Fujimori y recibió aproximadamente 800.000 dólares en efectivo de su tío Jaime, quien le pidió que buscara a personas que prestaran sus nombres para “simular” aportes a Fuerza 2011 (hoy Fuerza Popular) con el dinero que le entregaron algunos empresarios que no querían aparecer públicamente.