Ramón Mifflin: “Si Cueva se porta bien triunfará en Santos”

Ramón Mifflin dice que Christian Cueva debe dedicarse a jugar y nada más. Recordó los dos años que vistió la camiseta del equipo brasileño.

Ramón Mifflin

Ramón Mifflin habla sobre Christain Cueva en el Santos.

11 de Febrero de 2019 8:00 am.

Carlos Lara Porras

Fue el primer peruano que vistió la camiseta de Santos jugando nada menos que al lado de Pelé, un lujo. Con más razón, Ramón Mifflin saluda la llegada de Christian Cueva al Peixe y le augura un gran éxito.
 
–¿Qué le parece la llegada de Cueva a Santos?
–Me gusta, estoy contento porque se trata de un muchacho a quien quiero mucho. Es un jugador con gran talento, pero tiene que mejorar su comportamiento porque a veces tiene decisiones que no son apropiadas para él, lo cual debe desterrar para triunfar. En Sao Paulo tuvo problemas de disciplina.
 
 
–¿Cree que ya aprendió la lección?
–Sí, Santos es una ciudad pequeña, donde todos se conocen y al toque se enteran de lo que hace uno, no es como Sao Paulo que es inmenso. Si se porta bien, lo tienen controlado, Cueva triunfará.
 
–¿El estilo de Santos encaja con el juego de Cueva?
–Es el equipo ideal para él y le puede aportar mucho a Santos en creatividad, es un jugador encarador, va muy bien al toque, lo que les gusta a los brasileños, y se va a comprender con sus compañeros.
 
–¿Qué le parece Sampaoli como entrenador de Santos?
–Me parece bien, es un entrenador que sabe mucho, sus equipos son ofensivos. Yo creo que va a potenciar a Cueva, así como hizo con muchos jugadores. Además, él tiene gran afecto por los peruanos. Todo encaja para que le vaya bien a Cueva.
 
–¿Qué opina que Cueva solo haya durado seis meses en el Krasnodar de Rusia?
–No hay que tomar en cuenta eso porque es bien difícil adaptarse a ese fútbol por el clima, la cultura, el idioma, son muchos factores. Estaba muy alejado de los suyos. Cueva es un chico que necesita mucho afecto, estar rodeado de su familia, es la idiosincrasia del futbolista peruano. En Rusia la gente es muy fría.
 
 
–¿Le sorprendió que se cayó el pase de Cueva a Independiente cuando todo estaba avanzado?
–No, porque Krasnodar pedía mucho por el pase. En Independiente también hubiera triunfado, porque su estilo de juego es parecido al de Santos. Grandes jugadores han pasado por Independiente, como Bochini. Y guardando distancias, Cueva tiene características de Bochini.
 

RECUERDOS INOLVIDABLES

 
–¿Qué recuerdos le vienen a la mente de cuando usted jugaba en Santos? 
–Lindos recuerdos. Eso significa que mi paso por Santos fue bueno, pese a que solo jugué dos temporadas (1974-1975), jugando 34 partidos. Me metí rápido en la hinchada y me amoldé el estilo de juego de Santos. Jugué en el mediocampo con Clodoaldo, campeón del mundo con Brasil en 1970.
 
–¿Es cierto que Pelé pide su contratación en Santos?
–Sí, Pelé me pidió. El 69, cuando integré la selección con Didí, jugamos dos partidos con Brasil, me tocó marcarlo y lo hice bien. Iba a llegar antes a Santos, cuando jugaba en Cristal, pero la dirigencia no quiso, luego estando ya en Racing, Pelé pidió a la dirigencia de Santos mi contratación.
 
–¿Y Pelé también se lo lleva a usted al Cosmos?
–Pelé se va del Santos en 1975, fue algo triste, todos querían emigrar. Yo era el único extranjero y estaba preocupado, me decía: “¿Y ahora qué hago?”. Y un día Pelé me llama y me dice: “Arregla tus cosas, ya hablé con Cosmos para que te contraten”. Pelé me salvó la vida.
 
–¿Y es cierto que Pelé lo hizo crecer más en lo futbolístico?
–Yo no era de hacer goles, era más un asistidor. En Cristal le di muchos pases a Alberto Gallardo, igual en Racing. En Cosmos hice muchos goles, lo que no pasaba antes. Pelé me enseñó a pisar el área, definir, mejoré mucho con él.
 
–¿Ha visto últimamente al Rey? ¿Cómo está?
–Lo visité el año pasado, antes del mundial. Está un poco malito por su problema en la cadera.
 
–Finalmente, ¿qué consejo le daría a Cueva?
–Que trate de adaptarse con su comportamiento, la única contra que tiene es su conducta. En Sao Paulo a veces llegaba tres días después de la fecha prevista. Esas cosas no aguantan en el futbol brasileño. Si se porta bien triunfará.