Desnudan pobreza de O. Triunfo

El bajo rating y la desesperación por el fracaso de su Operación triunfo llevaron a Gisela Valcárcel a llamar la atención a los arreglistas musicales de su programa, lo que desató una discusión, en pleno programa con el cantante Diego Dibós.

05 de Agosto de 2012 0:00 am.

El bajo rating y la desesperación por el fracaso de su Operación triunfo llevaron a Gisela Valcárcel a llamar la atención a los arreglistas musicales de su programa, lo que desató una discusión, en pleno programa con el cantante Diego Dibós.

La confrontación se dio casi al final del programa, cuando la concursante Marcela Navarro se quejó por la pista que la acompañaba. Según ella, no estaba acorde con su tono de voz.

La queja provocó una reacción inmediata en la rubia conductora, que llamó la atención a los encargados de las pistas musicales. “A los que se encargan de los arreglos musicales les pido seriedad y dedicación al mil por ciento. Que alguien quede en sentencia por pistas que no estuvieron a la altura de sus voces es algo que no se puede repetir. Se tiene que hacer un trabajo bueno, extraordinario”, señaló.

Diego Dibós, profesor de canto del reality, no se quedó callado: “Yo me pregunto cómo pueden hacer pistas extraordinarias cuando hacen cantar a la gente de producción como Brenda…, y no tienen presupuesto para contratar ni cantantes. Y yo sí sentí que la pista estuvo de acuerdo al tono de Marcela”.

Gisela, sin ocultar su molestia, increpó a Dibós por no advertirle de estos problemas. “Como es posible que venga gente de Puerto Rico o Colombia  y me digan que no hay presupuesto para apostar por el talento peruano”, señaló la “Señito” e indicó que si la pista musical de Marcela estuvo bien, ella dará sus disculpas, de lo contrario, Dibós se las tendría que ofrecer el próximo programa. La discusión confirmó las críticas por la falta de profesionalismo en la producción del formato internacional y que se refleja en el bajo rating.