Tigresa del Oriente: “No investigaron bien el problema”

Tigresa del Oriente: “No investigaron bien el problema”..

26 de Septiembre de 2013 5:00 am.

Dolida y con lágrimas en los ojos. La acostumbrada sonrisa se le ha borrado del rostro. No es la misma de antes. La muerte de su hermano la tiene consternada.

Así llegó a Iquitos “La Tigresa del Oriente” para darle el último adiós a su familiar y de paso denunciar que la producción de Fábrica de sueños de ATV cometió un error al no averiguar si en la ciudad se realizaban operaciones de cataratas, de la que sufría su hermano.

“Ellos ubicaron a mi hermanito para darme una sorpresa, de eso estoy muy agradecida. Pero como nada es perfecto en la vida, la producción no indagó bien si en mi tierra se hacían ese tipo de operaciones. Grande fue la sorpresa cuando se enteraron de que no y miren lo que pasó con mi hermano, se deprimió y terminó con su vida”, señaló compungida.

Judith manifestó que a  raíz de lo ocurrido con su hermano tiene en mente fundar una ONG para ayudar a mucha gente, en especial a los que sufren de la vista.

En mi Loreto querido existe mucha pobreza extrema, en especial en la zona de Belén. Por eso voy a presentar un proyecto al gobierno Regional de Loreto para que el presidente me dé una mano”, indicó.

Reiteró que su pena es inmensa porque jamás volverá a ver a su hermano, con el que se reencontró después de 54 años. “Estoy destrozada”, dijo.

Los restos de César Bustos Ahuite fueron sepultados ayer en medio del dolor de “La Tigresa del Oriente” y sus demás familiares en el cementerio de Punchana.

Se lavan las manos

Malú Crousillat se mostró sorprendida por la reacción violenta de la familia de César Bustos Ahuite. “Nosotros no tenemos responsabilidad en lo que pasó. Hicimos un seguimiento al caso, tampoco tenemos la culpa del ritmo del sistema del SIS, la productora de canjes cumplió su trabajo”, sostuvo.

Indicó que no cree que el señor se haya matado porque aplazaron su operación de catarata.

“Pienso que hay algo más. No hay la menor conexión entre la intervención y el suicidio, nosotros generamos llanto pero de alegría, esto no se lo esperaba nadie”, precisó la productora de Fábrica de sueños. Señaló que cuando llevan gente no les hacen un chequeo psicológico. “Esto escapa de nuestras manos, que no nos quieran achacar la culpa de nada”, aseveró.

Explicó que encontraron a don César en su constante búsqueda de casos de gente conocida. “En la investigación supimos que tenía problema visual, nuestra intención era salvarle el único ojo que le quedaba”, expresó.