La cadena alimenticia: Consumidores de primer orden

Estos animales son conocidos también como herbívoros, es decir, se alimentan solo de vegetales, entre ellos se encuentran aves, insectos y pequeños mamíferos que se comen a los productores primarios que vendrían a ser las algas y las plantas.

23 de Noviembre de 2016 5:00 am.

CARACTERÍSTICAS

Estos animales, a su vez, son el alimento de otros, integrándose así a la cadena alimentaria.

Dentro de los consumidores primarios tenemos al caballo, al conejo, a la vaca, a la oveja, al gusano y a otros más, que devoran las plantas o algas; a los que se alimentan de las plantas y algas en forma parásita como hacen, por ejemplo, los pulgones; a los que son comensales de las plantas como las abejas; y a los que devoran los restos muertos de plantas o algas como los ácaros o los milpiés.

Es bien sabido que los consumidores son todos los seres que no tienen la capacidad de producir sus propios alimentos, por lo que requieren ingerir especies distintas para conseguir la energía para poder vivir.

En esta clasificación nos encontramos tres subniveles:

los consumidores primarios, consumidores secundarios y terciarios.

ABSORBEN ENERGÍA

Con respecto a los consumidores primarios, requieren el alimento de los productores como las plantas y las algas para conseguir la energía solar almacenada en forma de almidón, azúcar o celulosa.

Los nutrientes y la energía concentrada en las células de los productores primarios mayormente son descartados por los carnívoros.


ADAPTACIÓN DE ALIMENTOS

Una característica que los define o diferencia de otro animales es que el papel de los consumidores herbívoros es bastante crítico en la transformación de nutrientes en forma asimilable a los consumidores secundarios.