Lactancia materna: 5 consejos para mamás primerizas

Tener una consulta pre natal de lactancia y tomar con tranquilidad el proceso de conocer a tu bebé son fundamentales para iniciar esta nueva etapa.

No hay que dar a los bebés agua, suero glucosado o leche artificial salvo en los raros casos en que exista un motivo médico.

20 de Agosto de 2018 17:45 pm.

Es innegable que la leche materna aporta diversos beneficios nutricionales al bebé, por lo que se incentiva a que sea el único alimento que se le proporcione durante los primeros 6 meses,  y a continuar junto con la alimentación complementaria hasta los 2 años o más.

LEE MÁS: Nutrición: ¿Por qué comer pescado durante la lactancia?

Pero, a pesar del entusiasmo de las madres por hacerlo, puede que al inicio diversos factores hagan algo compleja la tarea.

La doctora Julia Sánchez, pediatra especialista en Lactancia Materna de SANNA Clínica El Golf, explica que “la maternidad es un aprendizaje constante, por ello, las nuevas mamás deben tomar con paciencia y sin angustias sus primeros días junto al bebé, ya que mejorará en la medida que ambos, madre e hijo, se conozcan”.

Por ello, comparte algunos consejos para que las mamás no desesperen ante el inicio de la lactancia:

1. Agenda una consulta pre natal de lactancia

Es ideal que las mamás primerizas cuenten con ayuda profesional desde un inicio, para que te orienten de la mejor manera y te brinden mayor seguridad sobre cómo actuar. Y una vez que nazca el bebe puedes pedir una consulta de seguimiento para ver tus progresos.

2. Que tu bebe llore no siempre es sinónimo de hambre

La única manera que tiene un bebé de comunicarse es el llanto, y puede significar muchas cosas: frío, calor, ropa arrugada, gases, cambio de pañal, quiere que lo carguen, entre otras. El abanico de posibilidades es amplio, por eso tampoco debes creer que “se queda con hambre”, a veces sólo quiere estar cerca del pecho de su mamá.

3. Paciencia, tu producción de leche se incrementará

En un principio, tendrás poca leche y esto se debe a que cuando el bebé nace tiene un estómago pequeño, por ello, a medida que este crezca, consumirá más y tu producción también aumentará. Recuerda que a mayor succión, mayor producción de leche materna.

4. Tómate el tiempo para conocer a tu bebe

Cada bebe es distinto, y todos tienen sus propios signos para “decirle” a su mamá qué necesita, pero esto no lo vas a aprender de inmediato sino que es parte de un proceso que puede extenderse hacia la tercera o cuarta semana. Incluso puede tomar algo más de tiempo y esto no tiene nada de malo. No es una situación que deba desesperar, es sólo adaptarse y conocerlo poco a poco.

MIRA TAMBIÉN: Salud: ¿Cómo se debe cuidar los dientes de un bebé?

5. El tener pezones planos no es un impedimento

Si los pezones son planos, las mamás también pueden dar de lactar ya que al succionar el pezón se modela dentro de la boca del bebé y este logrará lactar adecuadamente. También hay unos dispositivos sencillos que pueden ayudar.

La especialista destacó que la lactancia, además de nutrir al bebé, también provee alimentación emocional, ya que brinda estimulación neurosensorial en el recién nacido, lo que lo hace sentirse seguro, incentiva su autoestima y genera el vínculo que lo va a hacer una persona segura.

“Es muy importante dar de lactar al bebé en la primera hora de vida, para no perder la oportunidad temprana de que la madre y el bebé se vinculen, tanto emocionalmente como funcionalmente, además del contacto piel a piel que es tan necesario para el bebé”, finaliza.