5 claves para motivar a los niños a leer durante las vacaciones de verano

Terminado el año escolar, los padres pueden aprovechar el tiempo libre de los hijos para fomentar el hábito de la lectura.

Los niños tienden a imitar los hábitos de sus padres. Por ello, es importante que el niño observe la lectura como una actividad cotidiana

Los niños tienden a imitar los hábitos de sus padres. Por ello, es importante que el niño observe la lectura como una actividad cotidiana.

24 de Enero de 2019 13:15 pm.

La lectura potencia la creatividad y las habilidades de comunicación. Además, se trata de una actividad esencial para muchas etapas de la vida. Por eso, es importante incentivar el hábito de la lectura desde niños. Ahora que  llegaron las vacaciones es  la ocasión es ideal para que los padres se enfoquen en este aspecto.

LEE MÁS: Educación: ¿Cómo apoyar a los hijos en la elección de su carrera?

Por ello, los especialistas de Ediciones Corefo recomiendan tener en cuenta las siguientes claves para incentivar la lectura durante las vacaciones de verano:

1. Enseñar con el ejemplo

Los niños tienden a imitar los hábitos de sus padres. Por ello, es importante que el niño observe la lectura como una actividad cotidiana. De esta forma podrá familiarizarse con ella fácilmente. Pese a que suele ser difícil organizar un horario y encontrar tiempo para leer, la época de verano es, a su vez, la menos atareada. Convirtiéndola en el momento ideal para dar inicio a esta provechosa costumbre.

2. Lectura ligera y entretenida

Obligar a un niño a leer, puede provocar que este no lo disfrute y una actividad tan beneficiosa se convierta en una mala experiencia. Si ese es el caso, no le ofrezca textos complejos como para un adulto, puede empezar por cómics, historietas, diarios, revistas, suplementos, entre otros.

3. Déjelos elegir

A cierta edad, un niño ya es capaz de identificar los temas que le llaman la atención para leer. En todo caso, brindele opciones variadas entre las que puedan elegir. Una buena idea es llevarlos a la biblioteca e inscribirlos a las actividades especiales para niños que suelen organizar sobretodo en verano.

4. Acordar metas e incentivos

Ofrecerles motivaciones adicionales puede ayudar. Sin necesidad de ofrecer premios materiales, usted puede prometer una salida al final de la semana o del mes, si se completa determinado(s) títulos(s). El verano, por tratarse de un periodo corto, es ideal para proponer este tipo de metas y recompensas a corto plazo.

MIRA TAMBIÉN: Psicología: ¿Cómo saber si mi hijo es agresivo? Conoce las señales

5. Lecturas compartidas

La experiencia de leer puede ser más enriquecedora si se hace en familia. Puede establecer una hora para realizar esta actividad conjunta con todos los miembros. Otra idea es juntar al niño con amigos, pues al estar todos de vacaciones, podría resultar más entretenido realizar esta actividad con su grupo.