Salud: Dismorfia corporal, el trastorno que deforma tu percepción

La excesiva preocupación por defectos en la imagen corporal puede desencadenar en un trastorno y en la percepción de las cosas.

¿Qué es la dismorfia corporal? Cónocelo en la siguiente nota

Por lo general las personas con este trastorno se miran mucho al espejo buscando defectos.

26 de Enero de 2019 14:45 pm.

El trastorno dismórfico es definido como la preocupación irracional por algún defecto imaginado del aspecto físico, o cuando hay leves anomalías físicas, engrandecerlas hasta el extremo. Las dietas extremas y la obsesión con la cirugía estética pueden ser algunas de sus consecuencias.

Se desarrollan hábitos que resultan negativos para su bienestar como mirarse excesivamente en el espejo con la finalidad de encontrar defectos. Esto hace que la autoestima baje y se rehúya de situaciones en las que se debe interactuar con otras personas. Pueden padecer de ansiedad o depresión e incluso pueden llegar a autolesionarse o consumir drogas o medicamentos no recetados.

LEE MÁS: Salud: 4 terribles consecuencias por exceso de ejercicios

Signos

De acuerdo a la Clínica Mayo, estos serían algunos de los signos que muestran quienes padecen de este trastorno:

-Creer que los demás prestan atención a su apariencia de manera negativa o se burlan de usted.

-Realizar conductas dirigidas a corregir u ocular el defecto percibido, pues les es difícil resistirse a revisar su apariencia en el espejo

-Intentar ocultar los defectos percibidos con mucho maquillaje o ropa que los haga pasar desapercibidos u ocultar ciertas partes de su cuerpo.

-Contantemente comparar su apariencia con la de otro, sea un personaje famoso o incluso amigos.

-Planear operaciones estéticas o llevarlas a cabo de manera compulsiva.

MIRA TAMBIÉN: Salud: Ebriorexia, un nuevo trastorno alimenticio

¿Qué lo causa?

Por lo general este trastorno suele iniciarse en la adolescencia de manera gradual. Existen distintas causas que provocan que una persona lo acabe sufriendo. Entre ellos están los siguientes:

La cultura de la imagen y la influencia que tienen las redes sociales, dónde se crean muchas inseguridades respecto al físico y el estilo de vida.

El bullying, las personas que ha sufrido de burlas en la escuela suelen desarrollar inseguridades y una percepción negativa de sí mismos.

Miedo a la soledad, al no tener muchos amigos ni pareja, esta persona puede creer que es poco agradable a los demás y que mejorando su apariencia lograría ser más popular.

Perfeccionismo. Las personas perfeccionistas pueden ser muy duras consigo mismas y se exigen mucho.

Cuando una persona sufre este trastorno, lo primero que debe hacer es aceptarlo y buscar ayuda. Es necesario que la persona hable con sus familiares o amigos cercanos para no sentirse solo. El siguiente paso es buscar ayuda profesional.