Sexualidad: 7 prácticas sexuales escandalosas realizadas por Mahatma Gandhi

Una nueva biografía del líder y político indio Mahatma Gandhi pone al descubierto sus costumbres y prácticas alrededor del sexo y las mujeres.

El líder indio mostraba gusto por la pedofilia y la coprofilia.

04 de Octubre de 2018 19:30 pm.

El líder y pacifista indio Mahatma Gandhi al parecer aprobaba ciertas prácticas sexuales que hoy son consideradas escandalosas según detalla el libro Gandhi: la ambición desnuda, biografía realizada por el historiador inglés Jad Adams. 
 
 

1. Matrimonios arreglados entre menores 

A la edad de 13 años, Mahatma Gandhi se casó con Kasturba Makhanji, una niña de su misma edad, hija de una familia acaudalada. Durante su convivencia Gandhi descubrió que su esposa era analfabeta, hecho que lo disgustó en gran manera y reprochó a sus padres. Tras 24 años de matrimonio, Gandhi decidió dejar de tener sexo con su esposa y se volvió célibe. 
 

2. Niños y niñas desnudos

Para probar su resistencia a las tentaciones carnales, Gandhi obligaba a niños y niñas a ducharse y dormir desnudos frente a él. Un indicador de que tenía gustos por la pedofilia y pederasteria
 
 
 

3. Danzas eróticas con jovencitas

De igual forma, antes de dormir, el líder indio pedía que jovencitas realizaran un strip tease frente a él. E incluso después de eso, solicitaba a varias de ellas que durmieran desnudas en su lecho. Mientras más anciano se volvía, más jóvenes eran las mujeres.   
 

4. Hipocresías sexuales 

Mahatma Gandhi adoptaba posturas extremistas con respecto al sexo: llegó incluso prohibir a sus seguidores varones que se casaran. Sin embargo, Gandhi si se casó ya anciano con su asistente Sushila Nayar, cuando ella tenía 17 años. 
 
 
 

5. Textos pornográficos

Otra práctica de Gandhi para probar su resistencia a las tentaciones del sexo era que solicitaba a sus asistentes que leyeran en voz alta textos eróticos – pornográficos. 
 

6. Tendencias Coprofílicas

Según se sabe, Gandhi tenía problemas de estreñimiento, por lo que tenía que aplicarse enemas al menos dos veces al día. Sin embargo, tal como detalla Joseph Lelyveld en su libro Great Soul, Gandhi obligaba a las jóvenes que lo acompañaban a que también se aplicaran los enemas junto con él. Este detalle demostraría cierta tendencia o gusto sexual por las heces.
 

7. Masajes eróticos 

Cuando Gandhi tenía 78 años de edad, recibió la carta de P. Parasuram, un joven que había sido su seguidor. En el texto el muchacho le reprochaba que les pidiera a las mujeres que lo acompañaban en especial su nieta Manu de 18 años, que le realizaran ma-sajes. “Al menos deberías cubrirte los genitales cuando ellas lo hacen”, le increpo en la misiva.