Ministerio Público logró condena de 35 años de cárcel contra falso taxista violador

El Ministerio Público de Lima Sur logró que se condene a 35 años de prisión al falso taxista Adolfo Antonio Barreto Basurco, por robar y abusar sexualmente de varias de sus pasajeras entre abril y julio del 2015 en el distrito de Chorrillos 

Falso taxista Adolfo Barreto Basurco fue condenado a 35 años de prisión por violar a pasajeras

Falso taxista Adolfo Barreto Basurco fue condenado a 35 años de prisión por violar a pasajeras.

Archivo.

02 de Agosto de 2018 19:15 pm.

El Ministerio Público de Lima Sur logró que el Poder Judicial condene a 35 años de pena privativa de la libertad contra el falso taxista Adolfo Antonio Barreto Basurco (33), por robar y abusar sexualmente de varias de sus pasajeras entre abril y julio del 2015 en el distrito de Chorrillos.

La Primera Fiscalía Superior Penal de Lima Sur acusó al imputado de utilizar su vehículo de color gris, placa ABS-486, para realizar el servicio de taxi en Lima Sur a cuatro mujeres, los días 28 de abril, 26 y 27 de junio y 4 de julio del 2015, en la mayoría de casos en horas de la noche y trasladarlas por inmediaciones de la playa La Herradura para abusar de ellas.

LEE ESTO: Héctor Becerril tras audio que lo implica con César Hinostroza: "Aunque les duela, no hay delito"

Según la acusación de la fiscal Niccy Valencia Llerena, el imputado cuyo falso servicio recogió a tres de ellas en La Molina y a otra en Surco, tenía como modus operandi en la mayoría de casos llevarlas hasta la mencionada zona chorrillana, amenazándolas con un cuchillo para luego robarle sus pertenencias y dar rienda suelta a sus bajos instintos.

Los delitos que se le atribuyeron al acusado son, robo agravado en agravio de las cuatro mujeres, así como violación sexual, tentativa de violación sexual, actos contra el pudor y tentativa de actos contra el pudor en cada uno de los casos.

MIRA TAMBIÉN: Revelan que Antonio Camayo apoyó económicamente a Universitario de Deportes [VIDEO]

Entre las pruebas con las que la representante del Ministerio Público demostró fehacientemente en juicio oral la culpabilidad del imputado, figuraron el reconocimiento físico y psicológico que corrobora la afectación de las víctimas de delito contra la libertad sexual y la declaración y reconocimiento físico del agresor por parte de las denunciantes.

Asimismo, el antecedente penal en su contra por el delito de robo agravado del año 2004, así como la pericia psicológica que le atribuye una personalidad esquizotípica, inestabilidad emocional y rasgos de inmadurez psicosexual.

El fallo dictado en el penal de Lurigancho donde el acusado venía cumpliendo la medida de prisión preventiva lo sentenció también al pago de cinco mil soles a favor de una de las agraviadas, dos mil soles a favor de la segunda y mil soles a favor de las otras dos víctimas.