Fiscal le da la razón a Paolo Guerrero

El Ministerio Público determinó que espacio donde Paolo Guerrero se contaminó con infusión no era de acceso público como indicó hotel a la WADA.

El Ministerio Público determinó que espacio donde Paolo Guerrero se contaminó con infusión no era de acceso público como indicó hotel a la WADA.

23 de Octubre de 2018 5:00 am.

Por: Rosario Aronés C.
 
El fiscal provincial penal de San Isidro, José Llanos Chipana, denunció ante el Poder Judicial al representante legal del Swissotel porque habría mentido sobre los ambientes que usaron los jugadores de la selección peruana para recibir visitas los días previos al viaje a Buenos Aires para jugar contra Argentina, en octubre de 2017.
 
Como es público, ahí Paolo Guerrero se contaminó con benzoilecgonina al beber una infusión que, según él, le dio un mozo del recinto. Tras el partido, el peruano en su control antidopaje tuvo un resultado analítico adverso, por lo cual, tras idas y venidas legales, tiene una suspensión de 14 meses, hasta abril de 2019.
 
 
A raíz de ello, Guerrero presentó el último 10 de julio una denuncia penal por los delitos de violación del secreto profesional y falsedad genérica. Advirtió que el Swissotel reveló información confidencial e inexacta a la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por sus siglas en inglés) a través de dos correos electrónicos.
 
Explica que dicha información fue considerada como prueba en la apelación formulada por la WADA en el TAS, que le amplió la sanción.
 

Falsedad genérica

Tras las pesquisas, el magistrado de la Primera Fiscalía Provincial Penal de San Isidro formalizó la denuncia penal por el delito contra la fe pública, en la modalidad de falsedad genérica, al determinarse que el representante habría dado información falsa a la WADA. 
 
El hotel indicó que el espacio donde los seleccionados recibían visitas era una zona de acceso al público, que cualquier persona podía ingresar y que alguien le habría dado el té contaminado porque no había control de alimentos.
 

Era de uso exclusivo

Sin embargo, de acuerdo con los documentos entregados por el jefe de la selección peruana y las declaraciones de los representantes y familiares de los jugadores, a dicho lugar solo accedían los parientes cercanos previa autorización.
 
Además, nadie podía entrar porque existía un personal encargado de alejar a personas extrañas.
 
 
De acuerdo con la investigación realizada por el magistrado, se llegó a comprobar que el ambiente fue alquilado por la selección peruana para hospedarse. Ahí estuvieron el agraviado y el comando técnico desde el 30 de setiembre hasta el 4 de octubre de 2017, con motivo de las eliminatorias rumbo al Mundial de Rusia 2018, el cual Paolo pudo jugar gracias a una medida cautelar aceptada por el Tribunal Supremo Federal de Suiza.