Lluvias causan despiste de camión en Moquegua

Una mujer falleció y sus tres hijos menores se salvaron de milagro, al igual que el chofer. Presidente Martín Vizcarra recorrió zona de emergencia y estimó que hay 1.500 familias damnificadas.
 
 

11 de Febrero de 2019 8:00 am.

Rufino Motta
 
Por tratar de esquivar una roca que se había desprendido de un cerro debido a las intensas lluvias y huaicos, un camión se despistó y cayó a un abismo de 100 metros con el saldo de una persona muerta.
 
Esta lamentable tragedia, consecuencia del temporal de los últimos días en el sur del país, ocurrió en un tramo de la carretera Muylaque-Calacoa, distrito de San Cristóbal, provincia de Mariscal Nieto, en Moquegua.
 
 
Rosa Mamani Centeno (36), quien iba como pasajera junto a sus tres hijos menores, falleció instantáneamente en el lugar. En tanto, el chofer Freddy Humire Nina (35), quien sería yerno de la occisa, resultó herido y es atendido en el hospital de Contingencia de Moquegua al igual que los menores de edad.
 
LA TRAGEDIA EN CIFRAS
En tanto, tras una nueva inspección por una de las zonas devastadas por los huaicos, el presidente de la República, Martín Vizcarra, estimó en 1.500 el número de familias damnificadas en las tres regiones: Moquegua, Arequipa y Tacna.
Solo en Moquegua se estima que hay más de 300 afectados.
 
PLAZA DE 48 HORAS
El jefe de Estado anunció, además, que en dos días se restablecerá el tránsito en la Panamericana Sur y se habilitará un vía alterna que permitirá la comunicación de las regiones de Moquegua, Arequipa y Tacna.
 
“En 48 horas se restablecerá el tránsito en la Panamericana Sur, en la altura de Montalvo, a través de un puente nuevo que estamos poniendo en servicio con el apoyo de todos”, declaró.
 
 
En Moquegua la emergencia ha superado la capacidad de respuesta de las autoridades.Los sistemas de captación para las plantas de tratamiento han sido destruidos por el río y hay desabastecimiento de agua potable en gran parte del área urbana de Moquegua e Ilo.
 
Los agricultores del valle bajo también piden ayuda. Algunos han perdidos sus animales y parte de áreas de cultivo. En pueblos de la zona andina requieren maquinarias para recuperar vías destruidas.