Semana Santa: ¿Por qué los católicos se privan de comer carne roja?

¿De dónde viene la tradición de evitar comer carne roja en Semana Santa?, ¿y por qué se le reemplaza por el pescado?, ¿es así en todo el mundo?   

Semana Santa

El Viernes Santo es una de las fechas más representativas del cristianismo.

18 de Abril de 2019 12:45 pm.

No solo en Perú, sino en muchas partes del mundo, los católicos evitan comer carne roja durante la Semana Santa, y más aún, durante el Viernes Santo; pero, ¿de dónde viene esta tradición?
 
El Viernes Santo es una de las fechas más representativas del cristianismo. Es el quinto día de la Semana Santa donde se recuerda la crucifixión y muerte de Jesús de Nazaret. En este día, la Iglesia católica manda a sus fieles guardar ayuno y abstinencia de carne como penitencia.
 
 
La Iglesia Católica dice la carne roja representa el cuerpo de Cristo crucificado. Es por eso que los católicos practicantes para honrar el sacrificio hecho por Jesús y cumplir con las Sagradas Escritura evitan la carne y cualquier otro derivado y lo reemplazan por pescado.
 

CARNE ROJA ASOCIADA CON CELEBRACIONES

 
Algunos documentos indican que la carne roja era un alimento al que los cristianos se abstenían desde el primer siglo, pues era considerada un lujo en muchas culturas.
 
A la carne roja se le asocia con celebraciones y festines, y un Viernes Santo no es una fecha de celebración, sino de conmemoración del sacrificio de Jesús, por ello los devotos evitan su consumo en busca de mantener un espíritu simplista y humilde en honor al sacrificio de Jesús.
 

PERO, POR QUÉ SE REEMPLAZA POR PESCADO

 
Con base en algunos escritos de la Biblia, se acostumbra reemplazar la carne roja por el pescado durante el miércoles de ceniza, el primer viernes de Cuaresma y el Viernes Santo.
 
En el evangelio de Juan (21:5) se lee: "Entonces Jesús les dijo: Hijos, ¿acaso tenéis algún pescado? Le respondieron: No". De esta manera se busca honrar los deseos que tuvo Jesús en vida en el día de su muerte.
 
En el evangelio de Lucas (9:13), uno de los momentos más recordados de Jesús ES donde multiplica los panes y el pescado para un pueblo entero.   
 

DATO

 
Hay lugares en el mundo donde los católicos se abstienen de comer todo tipo de carnes y productos animales. En otros lugares, hay excepciones y se permiten comer carnes blancas como el pescado.
 
 
Otros cristianos evitan la carne todos los viernes, y no solo en viernes de Cuaresma y Viernes Santo.