Brasil 2014: preocupa retraso en estadios a 49 días de inicio del mundial

Vista de las obras del estadio Arena Corinthians, que acogerá el partido inaugural del 12 de junio entre Brasil y Croacia.

Foto EFE.

24 de Abril de 2014 10:30 am.

El próximo 12 de junio, en la cancha del Arena Corinthians de Sao Paulo, comienza el Mundial de Fútbol Brasil 2014. Es decir, faltan 49 días para el inicio de la fiesta del fútbol y hay varias dudas en el aire.

La primera tiene que ver con las sedes y es que a menos de 50 días del comienzo hay cuatro estadios sin terminar, de los 12 que acogerán partidos. Uno de los que más preocupa es, precisamente, el Arena Corinthians recinto designado para acoger el partido inaugural entre Brasil y Croacia, y que aún se encuentra en obras.

Esta sede, que acogerá un total de seis encuentros en esta Copa del Mundo, “estará listo en el último minuto”, según confirmó el secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, que ha estado visitando el recinto este miércoles.

Valcke instó, además, a los responsables a “no perder ni un minuto más en la construcción de la infraestructura necesaria”  para acoger un torneo que acumula muchísimo más retraso del esperado.

Pese a todo, se espera que el Arena Corinthians se inaugure el próximo 17 ó 18 de mayo, con obras y retoques hasta el último instante, ya que para el duelo inaugural del Mundial se espera un aforo de más de 65.000.

Además, hay otras tres sedes que aún continúan en obras: el Arena Pantanal de Cuiabá, cuya inauguración estaba prevista para este 26 de abril pero aún faltan cerca de 40.000 butacas por colocarse.

El estadio con más retraso en sus obras es el Arena da Baixada de Curitiba. De hecho, este recinto estuvo cerca de ser eliminado como sede en el mes de febrero. Los trabajos de remodelación siguen a contrarreloj y se espera que la instalación esté terminada el 14 de mayo, menos de un mes antes del inicio del torneo.

El último recinto con retraso es el de Beira Río en Porto Alegre. Aunque fue inaugurado oficialmente el pasado día 5, sus instalaciones están incompletas pues faltan varias estructuras temporales, que servirán para ubicar a la prensa, a seguridad y equipos de transmisiones durante el Mundial.

En este sentido el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, ha pedido a los aficionados al fútbol a que sean "optimistas" ya que, en su opinión será un "éxito”.

"Es mi décimo Mundial y puedo asegurar que nunca he visto que una Copa del Mundo esté totalmente preparada antes de la inauguración. Será un magnífico torneo”, afirmó Blatter.