Evita el golpe de calor en tus mascotas

Revisa los siguientes consejos para que tus mascotas no se vean perjudicadas por las altas temperaturas

Cuida a tus mascotas de las altas temperaturas

Es importante mantenerlos hidratados y en ambientes frescos.

11 de Enero de 2019 15:45 pm.

El verano y sus altas temperaturas puede perjudicar a nuestras mascotas. Sea por la probabilidad de infecciones o deshidratación, debemos prestarles especial cuidado durante esta calurosa temporada. En esta nota podrás encontrar algunas recomendaciones para mantener en buen estado a nuestros amigos de cuatro patas.

LEE MÁS: Vacaciones: 5 recomendaciones para un viaje seguro en auto

1. Mantenlo siempre hidratado. Es recomendable cambiar el agua de su recipiente cada tres horas para que no se contamine.

2. En algunos casos no es buena idea rapar el pelaje de nuestros amigos de cuatro patas. Algunas razas como pastor alemán, labrador o husky poseen una capa protectora en su pelo, lo que ayuda a regular la temperatura. Además, su piel es muy sensible a la luz solar, sin la protección del pelo podría sufrir quemaduras.

Algunas razas que pueden recibir cortes de pelo sin problemas son los schnauzer, cocker spaniel, yorkshire o bichón maltés.

3. No los dejes en patios, terrazas o balcones sin sombra. Si debes trasladarlo en auto nunca lo dejes encerrado. Mantenlo en un lugar fresco y ventilado.

4. Si vas a sacarlo a paseo asegúrate que no sea en horas muy calurosas. Espera a que baje el sol, pues el asfalto podría dañar las patas de tu mascota. Tampoco lo obligues a realizar mucho ejercicio en esta época.

MIRA TAMBIÉN: ¿Planeas viajar? Entérate qué vacunas debes ponerte antes de hacer maletas

A tener en cuenta:

Las mascotas más jóvenes y las de mayor edad son los más propensos a colapsar por un golpe de calor. También los perros que corren largas distancias con el calor, y los canes y gatos con el pelaje negro o con el hocico chato.

¿Qué hago si a mí mascota le da un golpe de calor?

Debe ser tratado de inmediato por un veterinario. Otra opción es bajar la temperatura corporal del animal por nuestra cuenta. Lo primero que debes hacer es llevarlo a un sitio fresco y aplicar frío (nunca agua helada) en la cabeza, el cuello, las ingles y axilas, esto ayudará a refrescarlo y bajaremos la velocidad de la respiración. Luego tiene que humedecer el hocico del can poniéndolo bajo un chorro de agua, sin obligarle a beber. Tras esto debe llevar a su mascota a un especialista lo más pronto posible.