Salud: 8 remedios caseros para aliviar el dolor de muela

Aplica los siguientes remedios antes de acudir al dentista.

Si quieres aliviar el dolor de muelas de forma natural, es fundamental una correcta higiene bucal

Si quieres aliviar el dolor de muelas de forma natural, es fundamental una correcta higiene bucal.

24 de Enero de 2019 16:45 pm.

El dolor de muela es considerada una de las peores molestias que puede experimentar una persona a lo largo de su vida, incluso más que los cólicos. Por eso, se le debe prestar mucha atención porque puede ser una señal de alerta de que algo no está del todo bien en la boca.

LEE MÁS: Salud: cuidado con las infecciones vaginales en verano

Este tipo de afección se caracteriza por un dolor severo, sordo y palpitante que puede incrementar con el paso de las horas y que, incluso, puede venir acompañado de otros síntomas en el resto del cuerpo afectando tu salud.

¿Qué hacer? Llama rápido al dentista. Y mientras separas una cita, aplica los siguientes remedios. Son sencillos y muy efectivos.

1. EXTREMAR LA HIGIENE DENTAL

Si hay restos de comida, usar hilo dental o cepillos interdentales puede aligerar la presión sobre la muela y lograr un cierto alivio. Procura no hacer demasiada fuerza sobre la zona afectada para no aumentar el dolor. Luego, cepíllate normalmente para eliminar cualquier resto que pudiera quedar.

2. HIELO, UN ANESTÉSICO CASERO

Coge unos cubitos de hielo y envuélvelos en una tela fina y ponlos sobre la mejilla afectada. El frío tiene un efecto anestésico y contribuirá a aliviar el dolor de muela. En cambio, nunca debes poner el cubito directamente sobre la muela afectada, porque el efecto sería el contrario, aumentaría la sensibilidad dental y el dolor.

3. ENJUAGUE DE AGUA CON SAL

Con la boca completamente limpia, hazte un enjuague casero mezclando una cucharada de sal con agua tibia (nunca caliente). No debes tragar, solo hacer gargarismos con ella. El agua con sal tiene un efecto antiséptico.

4. EL “MILAGROSO” CLAVO DE OLOR

Esta especia tiene propiedades anestésicas gracias a su contenido en eugenol, un derivado fenólico que tiene propiedades sedantes.  Además también es antiinflamatorio y antibacteriano, por lo que puede ayudarte hasta que puedas ver a tu dentista. Puedes aplicarlo en forma de polvos o de aceite esencial sobre la muela afectada, pero nunca entero.

5. RECURRIR AL BOTIQUÍN DE CASA

Además de usar sprays anestésicos que puedes rociar sobre la muela, también puedes tomar medicamentos que no necesitan receta como analgésicos (paracetamol) o antiiflamatorios (ibuprofeno). En cambio, no debes recurrir al ácido acetilsalicílico porque puede aumentar la sensibilidad y el sangrado. Y tampoco hay que tomar antibióticos sin saber si existe infección y sin receta médica. Estos medicamentos no te van a curar, pero pueden aliviarte mientras no te atiende el dentista.

6. LA COMIDA, BLANDITA Y TEMPLADA

Hazte la vida fácil y procura tomar sopas, cremas, purés, pescado, tortilla…. Platos que no exijan de mucha masticación y que le den un descanso a tus muelas. Para evitar también acentuar la sensibilidad de la dentina, evita las temperaturas extremas y toma la comida lo más templadita posible.

MIRA TAMBIÉN: Salud: Lunares rojos ¿Qué significan?

7. EVITAR EL AZÚCAR Y LOS DULCES

Si ya sin que haya dolor, el azúcar y los dulces no ayudan en nada a la buena salud dental, cuando estas rabiando con las muelas, hay que evitarlos del todo, ya que empeora la sensibilidad y el dolor. También debes evitar el alcohol y el tabaco, porque también agravan la situación.

8. DUERME APOYANDO LA “MEJILLA BUENA”

Si duermes de lado, procura no apoyar la mejilla dolorida por la muela afectada, para que la presión no empeore la sensación de dolor. Si te cuesta dormir del otro lado, puedes ponerte una pelota de tenis sujeta a la espalda del camisón para que te obligue a darte la vuelta.