Mascotas: Consejos claves para cuidar a un conejo

Los conejos se están convirtiendo cada vez más en una habitual mascota, ya que son animales que aportan compañía.

Adoptar un conejo como animal doméstico resulta mejor que un gato o perro. .

14 de Marzo de 2019 10:15 am.

¿Cómo cuidar a un conejo? ¿Qué necesita un conejo como mascota? Todos los animales de compañía requieren de unos cuidados y atenciones para ser felices. Si estás decidido a asumir la responsabilidad que conlleva, ¡perfecto! Sigue estos consejos y entérate como cuidarlos.

Para saber cómo cuidar a un conejo, sigue este proceso:

LEE MÁS: El peligro de las bolas de pelo para tu gato

1. Revisión veterinaria inicial
 
Si te has decidido a tener un conejo como mascota, lo primero que debes hacer es ir a un veterinario, preferentemente especializado, para que le realice un chequeo general de salud.
 
2. Presta atención a sus dientecitos
 
Los dientes de los conejos son grandes porque nunca dejan de crecer. Por eso, necesitan morder continuamente para irlos desgastando, ya que podrían darles problemas si crecen demasiado. Si quieres saber cómo cuidar a un conejo, ¡debes tener bien presente esta característica suya! Para que pueda ir gastando sus dientes, el heno es esencial en su dieta. Además, conviene dejar que muerda cosas como trocitos de madera, cartón o ramas de árboles. Al ir royendo desgastará el exceso de sus dientes.
 
3. Cepilla su pelo a menudo
 
Para que su pelo esté suave, brillante y sano es necesario cepillar el pelo del conejo varias veces por semana si es de pelo corto y a diario si es de pelo largo. Además, así quitaremos todo el pelo muerto y evitaremos que se lo trague lamiéndose. ¡Las bolas de pelo en el estómago pueden ser peligrosas!
 
4. No hay que bañarlo
 
Los conejos no se deben bañar, ellos mismos dedican mucho tiempo a su propia higiene. En caso de que, por un motivo determinado, esté muy sucio, podemos hacerle una limpieza en seco. ¡Pero nunca un baño de agua y jabón!
 
 
5. Que practique ejercicio
 
Si tienes al conejito en una jaula, déjale salir a corretear un par de veces al día. ¡Pero cuidado! Cuando lo hagas, que sea siempre en un ambiente completamente apto para él y bajo vigilancia. Si no, podría correr peligro de ser pisado o morder unos cables y electrocutarse.