Mascotas: ¿Por qué es importante el uso de la correa en los perros?

La correa es un elemento de seguridad tanto para el perro como para el dueño.

Cuando tu perro ya se ha aclimatado al collar es hora de que coloques su correa.

26 de Marzo de 2019 18:30 pm.

Sacar a pasear a la mascota es una actividad que se convierte en una rutina y de la misma forma, debería ser colocarle la correa al momento de salir, además de llevar una bolsa para recoger sus excretas.

Según Diana Ramos, médico veterinario de la Municipalidad de Lima, existen varios motivos por los cuales debe llevar a pasear a su perro con su correa, por ejemplo, para impedir atropellos, una distracción del animal o un descuido podría hacer que cruce la pista sin percatarse de un vehículo.

LEE MÁS: El peligro de las bolas de pelo para tu gato

También evitaría una pelea con otro can o que se vaya persiguiendo a un gato. Si es de raza pequeña será más sencillo que lo pueda cargar y evitar estas situaciones. Incluso, asegurarse que no ingiera o beba algo que no debe.

¿Cómo escoger y comenzar a utilizar una correa canina?

Escoger el collar y la correa en los perros no es una elección menor. Requieren de cierta personalización y existen ciertos factores que debes tener en cuenta como la raza, el tamaño y la edad.

Primero debes comenzar escogiendo un collar adecuado. Un buen ajuste marca toda la diferencia. Si notas que tu perro está irritado, coloca el collar de a poco hasta que logre acostumbrarse. Te darás cuenta del cambio de actitud, ya que observarás que él centra su atención en otra cosa.

Cuando tu perro ya se ha aclimatado al collar es hora de que coloques su correa. Lo mejor es que comiences a usarla dentro de tu casa. Recuerda que la correa que escojas no debe pesar demasiado, debe ser de un material ligero.

MIRA TAMBIÉN: ¿Qué hacer si tu perro babea en exceso?

El siguiente paso es introducir la correa durante una caminata. Los primeros paseos deben ser algo breves. Evita ir tirando de la correa, procura ser suave.

Ármate de mucha paciencia y no lo olvides: la correa no tiene que ser un dispositivo de dirección sino que tiene que ser una verdadera herramienta de comunicación entre tú y tu perro.