Salud: 4 mitos sobre los niños autistas

El autismo no es una enfermedad, es un trastorno del que se conoce poco, y esto provoca que los niños autistas sean discriminados.

Los niños autistas suelen ser discriminados .

04 de Julio de 2018 11:30 am.

Existe mucha desinformación con respecto al Trastorno Espectro Autista (TEA), denominación correcta del Autismo, según explica Milagros Cahuana Cuentas, docente de la Escuela de Psicología de la Universidad Católica San Pablo de Arequipa. La especialista desmiente alguno de los mitos más arraigados sobre el comportamiento de los niños con TEA, que los lleva a ser discriminados incluso por sus propios familiares.  
 
 

1. Solo son niños malcriados

Como explica la docente de la UCSP, la falta de información sobre los signos del TEA, favorece que los niños autistas sean catalogados como malcriados, debido a su comportamiento. Por ejemplo, una de las conductas más frecuentes de este trastorno es la constante repetición de palabras, algo que desespera mucho a las personas adultas. No son pocos los padres de familia, que se niegan a acepta que su hijo puede tener un trastorno, y retrasan acudir a un especialista para un diagnóstico certero y un tratamiento oportuno. 
 

2. Son niños con retraso mental

En colegio, los niños son señalados como niños desmotivados hacia el aprendizaje e incluso con signos de retraso mental por los mismos profesores, que desconocen lo que implica el Trastorno Espectro Autista (TEA), advierte Cahuana Cuentas. Esta situación hace difícil la integración del niño con el resto de sus compañeros. 
 
 
 

3. No se pueden comunicar

Una de las posibles manifestaciones del TEA es un retraso en aprender a hablar y expresarse, invertir la utilización de pronombres o incluso no hacer gestos. Como explica la especialista de la UCSP, las dificultades del habla son muy notorias en el niño autista, por lo que se debe trabajar en terapias del lenguaje. En casos severos, donde no hay verbalización se puede lograr una comunicación con el niño mediante imágenes y gestos. 
 

4. No tienen emociones 

Así como los problemas del habla, otro signo habitual en los niños autistas es la falta de comprensión de los sentimientos de otras personas, o la incapacidad de demostrar los propios. La especialista en psicología clínica, señala que padecer de TEA no disminuye su capacidad cognitiva. Recomendado evitar discriminarlos y apuntar a integrarlos lo mejor posible a la familia y sociedad, porque se trata de personas maravillosas.