¿Cómo acabar la ansiedad por la comida?

¡Cuida tu nutrición! Entiende tus emociones y termina con la ansiedad que te lleva consumir más comida de la que debes.

Ansiedad

Tras el deseo de comer algo sin necesidad se esconden emociones que pueden escapar a tu control.

31 de Enero de 2019 16:30 pm.

¿Te ha pasado que comes algo sin saber por qué? Esto podría ser ansiedad. Controlar la ansiedad por comer no significa que estás mejorando tu nutrición. La clave está en entender a tu mente.

Cuando tenemos alguna preocupación el cerebro busca respuestas para reducir estas sensaciones de inseguridad y la forma más sencilla que encuentra de aliviarse falsamente es a través de la comida, pues para nuestro cerebro esto es un mensaje de que podemos sobrevivir más tiempo. Cuando esto sucede se va acostumbrando y cuando el estómago se vacía vuelve la ansiedad con mayor fuerza.

LEE MÁS: Salud: estas son las 'apps' que mejorarán tu nutrición [FOTOS]

En otros casos se usa la comida como un mecanismo defensivo ante la baja autoestima. Cuando nos sentimos insatisfechos y con una sensación de vacío el primer impulso son las ganas de comer. Por ese motivo, las emociones tienen un peso mucho más importante del que podemos imaginar en casos de ansiedad por comer o cualquier otro tipo de trastorno alimenticio.

Por contradictorio que suene a veces podemos tener la necesidad de comer, aún sin apetito. En esta situación no existe una necesidad real y fisiológica de comer, solo un antojo por alimentos poco saludables. La mayoría del tiempo esto coincide con momentos de estrés y exceso de preocupación.

¿Cómo controlar la ansiedad?

Una de las cosas que se puede hacer es trabajar la autoestima, pues puede significar un factor importante a la hora de reducir la ansiedad por comer. Pues cuando aumenta tu confianza y seguridad, tus niveles de ansiedad se reducen y aumenta el autocontrol.

MIRA TAMBIÉN: Nutrición: Alimentos que ayudan a regular la tiroides

También intenta beber más agua. Muchas veces se confunde la sed con el hambre. Cuando el cuerpo pide hidratación cometemos el error de no beber agua y, en su lugar, acudir al café o alimentos que empeoran la situación.

Así mismo es recomendable consumir menos alimentos con azúcar y más con proteínas. Esto debido a que los alimentos ricos en proteínas nos sacian durante más tiempo.