Paolo Guerrero tras la sanción dispara con todo: "Pensé que era un complot"

Paolo Guerrero, delantero del Flamengo, señaló que tras conocer que la suspensión de 30 días por la FIFA por el resultado analítico adverso en control antidoping pensó que se trataba de un complot en su contra.

11 de Diciembre de 2017 5:45 am.

Paolo Guerrero , delantero del Flamengo, señaló que tras conocer que la suspensión de 30 días por la FIFA por el resultado analítico adverso en control antidoping pensó que se trataba de un complot en su contra.
 
 
"Después de que tuve la noticia de la suspensión por 30 días, lo primero que pasó en mi cabeza fue eso: están queriendo perjudicarme para no jugar la repesca, para no estar en la final de la Sudamericana. Claro que pasa, pero tengo que demostrar mi inocencia. Soy inocente, no consumí absolutamente nada. ¿Estoy para jugar una Copa y voy a hacer eso? No hay forma. Pensé: están me quieren sacudir. No quieren que juegue la repesca, quieren sacar al Perú de la Copa ... Vino en mi cabeza tanta cosa", expresó muy consternado.
 

PREOCUPADO POR SUS FANS

 
Tiene mucho dolor porque esta sanción afectó mucho a sus padres. "Cuando me enteré de la suspensión, para mí fue muy fuerte. Pensé primero en el perjuicio moral y en mis padres. Me preocupa más con ellos, porque puedo aguantar todo. Pero mis padres sienten que están pasando por un momento mal, para mí es la peor cosa. Ahora están más tranquilos porque ya saben lo que pasó, pero lo primero que vieron fue cocaína. Saben que no estoy feliz porque no estoy jugando al fútbol. Y ellos saben que mi vida es el fútbol".
 
 
DÍA MORTAL
 
Paolo Guerrero reconoció que cuando supo la sanción de un año fue un día mortal.
 
 
"Estoy suspendido, ya dejé de estar en dos partidos (repechaje ante Nueva Zelanda) que eran los más importantes de mi vida y no estoy en una final (Copa Sudamericana). Es tanto perjuicio que estoy pasando ahora que es un momento complicado. Cuando supe que estaba suspendido por un año, ese día fue mortal. Porque la primera cosa que me vino fue: no voy a poder jugar una final. Me sacaron de un juego tan importante para mí y para mi carrera. Pasó, y ahora tengo que ser fuerte para seguir demostrando mi inocencia. Hay un dicho en Perú: quien no debe no teme".
 
SOLEDAD EN ENTRENAMIENTO
 
Le queda el sinsabor de  que esta sanción a llevado que no pueda entrenar con sus compañeros de equipo.
 
"Estaba entrenando fuerte, solo que es lo peor. Imagina entrenar solo en el club, no ver a nadie. No ver a mis compañeros y sólo entrenar con preparador físico y yo en el campo. Chutar al gol y no tener portero. ¿Sabes qué es esto? Para mí es lo peor que estoy pasando en mi vida. Jugar a la Copa para mí ahora pasó a segundo plano", expresó Paolo Guerrero.
 
Finalizó: "La primera cosa que quiero ahora es jugar por el Flamengo a principios de año. No puedo hablar de la Copa porque quiero jugar ya. Si acabara hoy mi suspensión yo quería jugar esa final. Me estaba preparando para jugar los dos partidos de la final. Entonces no estoy pensando en reducir la pena, pensando en ser absuelto porque no hice nada. Soy inocente".