Belleza: Cómo elegir la alisadora ideal según tu tipo de cabello

¿Sientes que el alisado de tu cabello no es el resultado que esperabas? Resalta tu belleza y consigue un alisado espectacular siguiendo los siguientes consejos.
Consigue un alisado perfecto y resalta tu belleza

Consigue un alisado perfecto y resalta tu belleza.

16 de Mayo de 2018 11:30 am.

Si tienes el cabello tinturado, rizado, o tu tipo de hebra capilar es delgada o gruesa, debes tener en cuenta que el material de la placa y la temperatura de la alisadora que uses son factores claves para lucir un perfecto acabado según el tipo de cabello que tengas.
 
Hoy en día las alisadoras cuentan con propiedades y tecnología que revoluciona el campo de la belleza. Encontramos por ejemplo la turmalina, un mineral que neutraliza la electricidad y reduce el frizz del cabello; los iones disminuyen la estática de aquellos cabellos rebeldes que tengamos y la nanotecnología brinda una mejor higiene al eliminar hongos y bacterias, dejando el cabello limpio y protegido. En conjunto mantienen el alisado por mucho más tiempo.
 
 
En el mercado de productos de belleza podremos encontrar una gran variedad de modelos de alisadoras con placas anchas y largas, de cerámica o titanio, lo que dificulta más a la hora de elegir. Por ello, SIEGEN, la marca líder en productos de belleza, nos recomienda cómo elegir la alisadora correcta según tu tipo de cabello
 

Normal a grueso

Si tu tipo cabello está bajo los estándares de ‘normal’, puedes usar cualquier material, si usas una placa de cerámica la temperatura recomendable es de 210° a 230°, y si es de Titanium, la temperatura varia de 190° a 210°.
 
 

 

Tinturado o decolorado extremo

Según la necesidad de este tipo de cabello se recomienda usar una alisadora de cerámica ya que emite un calor más gentil y le otorgará brillo y suavidad a tu cabello. La temperatura recomendada es 210° a 230°.
 
 

Fino o delgado

Debido a la fragilidad y fineza de este cabello, se recomienda el uso de alisadoras de cerámica con temperaturas de 150° a 170°. Si tienes una melena delgada y con poco volumen, por estética, se aconseja evitar el liso extremo.
 
 

Rizado y ondeado

Por su moldura se recomienda una alisadora de placa de titanium, ya que condesa mucho más calor y el alisado se hace más efectivo. Se recomienda usar temperaturas entre 190° a 230°.
 
 
 
Estos consejos te ayudarán a conseguir un look perfecto, libre frizz y por más tiempo. Cabe mencionar que para mantener la limpieza de tu alisador y alargar la vida útil del producto, no olvides pasar un trapito seco después de cada usada para eliminar los residuos que quedan de los diferentes productos que usas en el cabello.
 

Notas relacionadas

Belleza: Cabello y piel sexys acudiendo al sauna