Las partes de una planta y sus funciones básicas

La naturaleza no deja de sorprender al mundo porque es sabia. Lee más aquí sobre las plantas, sus partes y sus funciones específicas. 

 

 

La planta y sus funciones específicas

La planta y sus funciones específicas.

Las plantas, maravilla de la naturaleza

Las plantas, maravilla de la naturaleza.

Hojas de las plantas bajo el sol

StockPic: Ed Gregory

Hojas de las plantas bajo el sol.

28 de Julio de 2017 9:00 am.

Todas las plantas, igual que el cuerpo humano, tienen sus partes bien definidas. Cada sección o parte cumple una función específica. La naturaleza sigue desmotrando al hombre cuán importante son las plantas para la existencia de la diversidad y supervivivencia ecológica.

Las plantas tienen tres partes fundamentales: raíz, tallo y hojas. 

VEA MÁS: Reproducción de las plantas: órganos sexuales

PARTES DE LA PLANTA

LA RAÍZ: Es la parte que se encuentra debajo de la tierra. Su función es sujetar la planta y absorber las sales minerales y el agua del suelo.
 
EL TALLO: Transporta agua y nutrientes de las raíces a las hojas y el alimento producido por estas al resto de la planta.
 
También sirve para mantener la estabilidad de la planta y le da la capacidad de alcanzar la altura necesaria para ser expuesta a la luz del sol. El tallo puede ser corto o largo.
 
 
LA HOJA
 
Contiene el pigmento verde llamado clorofila, que absorbe la energía de la luz solar y la usa para convertir el dióxido de carbono en oxígeno. También absorben y difunden agua y gases. 
 
Son muy variadas en forma, color y tamaño. Su riqueza es absoluta en la Tierra. 

PUEDE LEER: Traslación y rotación de la Tierra
 
LA FLOR
 
Son importantes en la fabricación de semillas. Se componen en parte masculina llamada estambre y parte femenina llamada pistilo. Cuando en la parte interna de la flor el ovario es fecundado por el polen, comienza a transformarse en fruto. Los óvulos se convierten en semillas.
 
EL FRUTO
 
Varían según la distribución de las semillas dentro de ellos o cuantas tengan. Las naranjas, las manzanas y los tomates tienen gran cantidad de semillas. Hay frutos que carecen de pulpa y que se consideran como frutos secos. Como ejemplo de ellos tenemos la almendra, nuez, maní, entre otros.
 
 
Las plantas son seres vivos capaces de fabricar su propio alimento. Gracias a ellas, los demás seres vivos pueden alimentarse y respirar.
 
Se cree que existen alrededor de 250 000 especies de plantas en la Tierra