La Guerra del Pacífico: la resistencia de la sierra

La Guerra del Pacífico fue terrible para el Perú. 

La Guerra del Pacífico

La Guerra del Pacífico .

12 de Julio de 2017 5:00 am.

La sierra central no fue el mejor escenario de guerra para los chilenos, pues debieron enfrentar la poca colaboración de los pobladores. Igualmente, la resistencia liderada por Andrés Avelino Cáceres a través de los guerrilleros generó un gran desgaste en las tropas chilenas. 
 
En la sierra central, territorio no conocido ni dominado por el enemigo, Cáceres llevó a los chilenos con la intención de cansarlos y prolongar la guerra hasta derrotarlos. 
 
Sus primeros triunfos, con la ayuda no tanto de los hacendados, sino de los campesinos de la región, parecieron darle la razón: Pucará (5 de febrero de 1882), Marcavelle, Pucará II y Concepción (9 de julio).
 
Pronto, sin embargo, la situación le fue cambiando a Cáceres. Muchos terratenientes del valle del Mantaro empezaron a aceptar cupos de guerra a los chilenos. Finalmente, con la derrota de Huamachuco (10 de julio), donde algunos terratenientes ayudaron en el repase de los indios, significó el fin de los planes de Cáceres, no tanto por querer abdicar en la lucha como por la actitud que tomó Iglesias en el norte. Los chilenos reconocieron el gobierno de Iglesias y decidieron negociar la paz con él.
 

MIGUEL IGLESIA Y LA BATALLA DE SAN PABLO

 
En Cajamarca asumió la resistencia Miguel Iglesias, junto con otros patriotas. En la lucha por repeler al invasor, Iglesias logró una victoria para los peruanos en San Pablo, el 13 de julio de 1882. Autoproclamado presidente en su Manifiesto de Montán llamó al país a firmar la paz bajo cualquier condición. De esta manera, Iglesias formaba un nuevo gobierno.