Huracán Florence: Cerca de un millón de personas siguen sin electricidad en el sureste de Estados Unidos

Cerca de un millón de personas sigue sin electricidad hoy en la costa sureste de Estados Unidos como consecuencia del huracán Florence, ya degradado a tormenta tropical.

Cerca de un millón de personas sin electricidad por huracán Florence

Cerca de un millón de personas sin electricidad por huracán Florence.

15 de Septiembre de 2018 11:30 am.

Cerca de un millón de personas sigue sin electricidad hoy en la costa sureste de Estados Unidos como consecuencia del huracán Florence, ya degradado a tormenta tropical, aunque sigue dejando importantes lluvias en Las Carolinas.
 
Mientras el huracán Florence se desplaza con lentitud (2 millas por hora) hacia el oeste y ya se encuentra sobre Carolina del Sur, sus efectos se notan especialmente en el vecino estado de Carolina del Norte, donde más de 780.000 usuarios siguen sin fluido eléctrico.
 

 

INUNDACIONES CATASTRÓFICAS 

 
A pesar de su debilitamiento, Florence sigue amenazando con inundaciones "catastróficas" y desbordes de ríos en Las Carolinas y vientos de 50 millas por hora, indicó el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) de EE.UU. en su boletín de las 08.00 hora local.
 
Se sumó a la advertencia el Servicio Nacional de Meteorología que, a través de un tuit publicado este sábado, alertaba de posibles riadas "mortales" en Las Carolinas, Virginia y Virginia Occidental en los próximos días.

 

SIETE MUERTOS

 
En Carolina del Norte, donde se siguen registrando las mayores lluvias y rachas de viento más intensas, al encontrarse en el cuadrante "sucio" de la tormenta, fallecieron este viernes siete personas a consecuencia del paso del ciclón. El huracán Florence fue devastador.
 
 
Las primeras víctimas confirmadas fueron una mujer y su bebé, que fallecieron cuando cayó un árbol sobre su casa de la ciudad de Wilmington, muy cercana al lugar donde Florence tocó tierra este viernes en suelo estadounidense.
 
Este sábado se espera que el ciclón se degrade todavía más y se convierta en depresión tropical al tiempo que vire rumbo al norte y alcance Ohio el próximo lunes, indicó el NHC, con sede en Miami.