Día de la Aviación Civil Nacional

Se celebra la hazaña por el aviador peruano Jorge Chávez.

Jorge Chávez, pionero de la aviación mundial.

Jorge Chávez, pionero de la aviación mundial..

23 de Septiembre de 2018 17:45 pm.

En esta fecha se conmemora la hazaña realizada en 1910 en Domodossola por el aviador peruano Jorge Chávez, pionero de la aviación mundial.
 
El 8 de setiembre Chávez bate el récord de altura al elevarse a 2,680 mts sobre ISSY en su monoplano Bleriot, el 19 de setiembre realiza una prueba. A pesar que las condiciones no eran favorables, parte de Brigge elevándose en espiral para ganar altura, luego se dirige hacia el nevado Aletsch, después de superarlo se dirige hacia Ospizio a una altura de 2,000 metros, dirigiéndose sobre Simplón surcando el Tunnetsch, el fuerte viento le hace dar un salto de unos 50 metros, en ese momento un remolino le hace perder el control del aparato, sin embargo en un gran esfuerzo logra salir del torbellino y a toda máquina aterriza en Brigge.
 
 
El 23 de setiembre a las 11 a.m. realiza un viaje de dos horas por el cuello del simplón, al regresar se prepara para realizar la travesía, ayudado por el mecánico y su manager Arturo Duray. Chavez coloca su monoplano Bleriot XI-I en el campo de partida a las 13:28 horas inicia su grandioso vuelo, toma altura y se aleja hacia el glaciar Aletsch, luego de unos minutos pasa a unos 300 mts, de la cumbre del Simplón, vencido este vuela sobre Ospizio a una altura de 1,000 mts. 
 
 
Luego superando los picos nevados desaparece con dirección a Domodossola. Vuela sobre el Monscera, a la violencia del viento y sus torbellinos amenazan el aparato, al darse cuenta que no podrá vencer estos elementos enfila hacia el valle del Gondo superando el pico Pioltone desciende sobre Domodossola, pero faltando 20 mts para el aterrizaje las alas de su monoplano se quebraron y el aparato se precipitó de nariz y quedo destrozado, quedando gravemente herido el piloto. Durante 3 días agonizó en el hospital de San Biaggio, donde muere el 27 de setiembre de 1910. Sus últimas palabras fueron: “Arriba siempre arriba”.
 
En el Día de la Aviación, los bravos pilotos peruanos nunca olvidan las palabras de Jorge Chavéz, que han quedado para ellos como símbolo imperecedero.