Belleza: Cosas que debes considerar antes de someterte a una cirugía plástica

No te dejes llevar por los espectaculares resultados que el bisturí hace en las modelos y actrices, detrás de todo esto hay una lista de factores que tienes que tomar en cuenta. 

Tu responsabilidad es conocer a detalle el procedimiento que te van a realizar, como los riesgos, el tiempo de intervención y de reposo

Tu responsabilidad es conocer a detalle el procedimiento que te van a realizar, como los riesgos, el tiempo de intervención y de reposo.

27 de Septiembre de 2018 16:00 pm.

Al que quiera celeste, que le cueste reza un dicho. Y es cierto. Por eso, cada vez a más mujeres les resulta tentador recurrir a las cirugías plásticas con todas las siluetas y rostros perfectos que vemos a diario en la televisión y en las cuentas de Instagram de las famosas.

LEE MÁS: Belleza: 6 tips para tener unos pies hermosos en invierno

Eso sí, los expertos aconsejan que antes de pensar en entrar al quirófano dejes de compararte y trabajes en tu autoestima, pues ni todas las cirugías del mundo te ayudarán a sentirte mejor si no aprendes a valorarte y amarte a ti misma.

Sin embargo, si ya decidiste y estás 100% convencida de que quieres someterte a alguna cirugía, te recomendamos que tomes en cuenta los siguientes puntos para que tu experiencia sea lo más satisfactoria posible y quedes contenta con el resultado. ¡Anota cada detalle!

1. Conversa con tu especialista

Contar con un médico cirujano legítimo y de confianza, es infalible. Primero, investiga su historial y los testimonios de trabajos que ha hecho.

Como segundo paso, obtén una cita con él y dile lo que quieres lograr, así como todas tus dudas, ¡sin vergüenza!

Todos los pacientes son personas comunes como tú y este es el momento ideal para que aclaren tus curiosidades.

2. Conoce el lugar

Comprueba que la clínica tenga el equipo necesario para realizar la intervención que deseas y, lo más importante, verifica que esté certificada bajo los estándares legales.

Para ello, busca las garantías en su sitio web y mira las referencias y puntuaciones del lugar, en redes sociales.

3. Hazlo con consciencia

Ten la mente fría para analizar el proceso objetivamente. Recuerda que una cirugía no es algo que necesitas, ni que te dará la felicidad total, ¡solamente es mejorar lo que no te gusta tanto!

Probablemente el cambio te dé más seguridad, pero el trabajo interno de lo que harás para sentirte bonita, es la base de tu autoestima.

4. Prepárate con compromiso

Tu responsabilidad es conocer a detalle el procedimiento que te van a realizar, como los riesgos, el tiempo de intervención y de reposo.

También, debes tener en mente que los estudios precedentes de sangre, de corazón y de coagulación, son imprescindibles para evitar cualquier situación de peligro.

5. Revisa bien los documentos

Es indispensable que exista un documento que exprese los resultados que vas a obtener en la intervención.

Pon mucha atención a lo que firmas, lee con cuidado todas las letras pequeñas y no asumas riesgos que deslinden la responsabilidad de la clínica o del médico.

6. Ten paciencia

Muchos tratamientos no ofrecen efectos inmediatos, puede que cuando salgas de la operación luzcas hinchada y diferente (e incluso que no te reconozcas).

Los resultados permanentes se estabilizarán después de una semana así que, mantén la tranquilidad.}

MIRA TAMBIÉN: Belleza: Elige la alisadora ideal según tu tipo de cabello

7. Acepta un “no”

Los médicos ofrecen una guía al paciente para que tomen la mejor decisión por ellos mismos y, en varios casos, se les indica que la cirugía será demasiado riesgosa y son rechazados.

En este caso, acepta la opinión del experto y explora diferentes perspectivas. ¡Tu salud es primero!