¿Sabes conducir de noche? Sigue estos 5 consejos para manejar correctamente

El 90% del tiempo de reacción de los conductores proviene de lo que ven, este porcentaje se ve reducido durante la noche.

Maneja dentro del área iluminada y juzga las distancias.

27 de Septiembre de 2018 15:15 pm.

Manejar un vehículo de noche resulta mucho más complicado que hacerlo de día ya que se dificulta la visión de las vías y de cualquier obstáculo que se pueda interponer en el camino, es por ello que IncaPower, empresa peruana comercializadora de vehículos, con más de 19 años en el mercado, desea brindar a los emprendedores 5 consejos para manejar un bus de noche.

LEE MÁS: Seguridad vial: 4 factores que afectan la concentración al conducir

1. Evita la fatiga

Manejar un vehículo de noche teniendo fatiga es un factor de riesgo que puede perjudicarte a ti como conductor tanto como a los demás vehículos y transeúntes que se encuentren en tu camino. Es importante que te mantengas activo mientras manejas, una manera ideal es beber una taza de café antes de iniciar el manejo. También asegúrate de que haya una correcta circulación de aire mientras manejas, para ello puedes abrir las ventanas o encender la ventilación del bus.

2. Prevé la ceguera nocturna

La ceguera nocturna tiene relación con el qué tan rápido se adapta la visión ante la oscuridad, en algunas personas su visión se adapta de manera inmediata mientras que otras pueden llegar a tardar hasta quince minutos. Puedes utilizar la técnica de pestañear seguido, esto ayuda a las células de los ojos responsables de la visión nocturna.

3. Mantén siempre limpio el parabrisas

Es imprescindible mantener el parabrisas limpio ya que ello permitirá que puedas ver los objetos de la carretera claramente. Es necesario además que el espejo retrovisor y los faros delanteros se encuentren limpios ya que ellos serán tus ojos de noche.

4. Maneja dentro del área iluminada

Este punto es trascendental ya que manejar dentro del área iluminada por los faros evitará la mayoría de accidentes. Las luces altas iluminan un área de aproximadamente 150 metros, mientras que las luces bajas alumbran un área de aproximadamente 45 metros. Para manejar de forma segura dentro de los faros debes reducir la velocidad. Cuando utilices los faros altos, podrás conducir a una velocidad un poco más rápida, pero cuando actives los faros bajos debes desacelerar el vehículo.

MIRA TAMBIÉN: Seguridad vial: 5 claves sobre el mantenimiento de vehículos usados

5. Juzga las distancias

Reconocer y distinguir el espacio entre vehículos es más difícil cuando se maneja de noche, por ello debes ser más prudente de lo usual con la distancia de separación entre tu bus y los demás vehículos, lo ideal es que calcules un espacio de separación de aproximadamente 90 metros.