Corea del Norte tiene capacidad nuclear para destruir Tokio

 

Luego de que Corea del Norte amenazara con dejar en “llamas nucleares” a Japón, donde viven 60 mil peruanos, el físico nuclear Rolando Páucar Jáuregui confirmó que la capacidad nuclear actual de Piongyang es suficiente para destruir la capital japonesa.

“Los que sobrevivan a la explosión inicial fallecerían por la radiación”, declaró el experto para El Popular.

14 de Abril de 2013 5:00 am.

Cecilia Buzzio S.

Luego de que Corea del Norte amenazara con dejar en “llamas nucleares” a Japón, donde viven 60 mil peruanos, el físico nuclear Rolando Páucar Jáuregui confirmó que la capacidad nuclear actual de Piongyang es suficiente para destruir la capital japonesa.

“Los que sobrevivan a la explosión inicial fallecerían por la radiación”, declaró el experto para El Popular.

Amenaza nuclear

Como se sabe, el mundo entero está en vilo porque el impredecible Kim Jong-un podría ordenar el letal ataque mañana, 15 de abril, cuando se recuerda el nacimiento del fallecido Kim Il-sung, fundador del país.

A pesar de que Corea del Norte es un país cerrado sobre su avance militar, Páucar aclara que se ha podido conocer que han llegado a desarrollar la energía nuclear de segunda generación.

“La energía nuclear tiene seis generaciones. La primera es la bomba de Hiroshima. En una segunda hablamos de que se ha superado hasta tres mil veces la potencia de esa bomba”, explica.

Bola de fuego

Añade que la tecnología nuclear de sexta generación solo ha sido desarrollada por Estados Unidos, Rusia y China. “Estamos hablando de bomba de neutrones con una capacidad destructiva a nivel planetario”, señala.

Si Kim Jong-un ordena apretar el temido “botón rojo”, Tokio sería devastada.

“Al explotar una bomba nuclear se produciría una bola de fuego que evaporaría a las personas en un radio de cuatro kilómetros, con una onda expansiva mayor que acabaría con la ciudad”, detalla el también presidente del Instituto de Investigación para la Energía y el Desarrollo.

El terror no acaba ahí. Los efectos secundarios de este ataque nuclear serían todavía más devastadores.

“Los sobrevivientes se enfrentarían a una ola de radiación que los mataría en horas, semanas o meses”, indicó. No obstante, se abstuvo de recomendar a los peruanos que salgan del país: “Ojalá se resuelva el conflicto a nivel diplomático”.