PNP recreó crimen de cantante folklórica Vilma Cruz

Asesino detalló cómo estranguló a ex pareja y metió cuerpo en maleta que abandonó en pasamayo. Deudos de Princesita del Marañón golpearon a Franklin Cotrina, que tenía chaleco antibalas.

En medio de la espectactiva, Franklin Cotrina hizo la reconstrucción del crimen de la joven cantante

En medio de la espectactiva, Franklin Cotrina hizo la reconstrucción del crimen de la joven cantante.

15 de Enero de 2018 5:00 am.

En la reconstrucción de los hechos, Franklin Cotrina Tirado (28) confesó paso a paso cómo asesinó a su ex pareja, la cantante folclórica Vilma Evangelista Cruz Pinedo (26), conocida como Princesita del Marañón, cuyo cuerpo abandonó en una maleta en la variante de Pasamayo.
 
 
Ante los agentes de la División de Homicidios de la Dirincri, usando chaleco antibalas, el obrero afirmó que la estranguló porque, según su versión, mientras estaban en la habitación que él alquilaba, al celular de la artista llegaron mensajes de otros hombres.
 
Aseguró que solo quería asustarla, pero se le pasó la mano. El crimen, detalló, ocurrió en octubre del año pasado en la cuadra uno de la calle Héctor García Rivero, a la altura del puente Castilla, Rímac.
 

RECOGIERON FOTOS

 
Pero antes de matarla, Vilma y él fueron a la cuadra dos del Jr. Arica para recoger unas fotografías. Por eso, ayer la diligencia empezó en dicho lugar.
 
Consumada la pelea y el crimen, Cotrina Tirado cogió una maleta, introdujo como pudo el cadáver y contrató un taxi. Llegó de madrugada al km 65.300 de la variante de Pasamayo. Esta escena también se recreó.
 

AL PIE DE ARBUSTO

 
Al bajar del vehículo, avanzó 50 metros por el arenal y dejó el macabro equipaje al pie de un arbusto. Para cumplir con esta parte de la reconstrucción, por seguridad se tuvo que usar una cuerda. 
 
Si bien esto habría sucedido entre el 11 y 12 octubre, cuando la artista desaparece, la familia señala que Vilma estuvo dos meses secuestrada.
 
El detenido sostuvo que no le prendió fuego a la maleta o a los restos de su víctima. 
 
Cotrina Tirado creía que todo quedaría impune, pero su estrategia empezó a derrumbarse apenas horas después de asesinar a la joven. La familia lo encontró de casualidad en Miraflores y le preguntaron por ella. Su nerviosismo alimentó las sospechas.
 
 

DEUDOS INDIGNADOS

 
Durante la jornada de ayer, los deudos exigieron que se pudra en la cárcel. Llegaron a golpearlo cuando salía de la Dirincri, en la avenida España. 
 
Tuvieron que ser contenidos por las autoridades. 
 
Entre lágrimas, contaron que Vilma era de Huánuco y tenía seis hermanos. De lunes a viernes laboraba como empleada doméstica y los fines de semana ejercía su carrera como cantante.