'Caracol' no se cansaba de cobrar

'Caracol' y sus socios fijaron tarifa en S/ 1,500 mensuales para 520 internos de pabellón. Eran todopoderosos y hasta el viernes impidieron tres veces el ingreso del Inpe a su pabellón

La banda de Gerson Gálvez obtenía pingües ganancias a costa de los internos del penal Sarita Colonia

La banda de Gerson Gálvez obtenía pingües ganancias a costa de los internos del penal Sarita Colonia.

12 de Junio de 2017 5:00 am.

El poder de Gerson Gálvez Calle ‘Caracol’ y su banda Barrio King en el penal Sarita Colonia del Callao era tal, que llegaron a establecer una tarifa para los internos.
 
 
Según el programa Reporte Semanal, los reclusos debían pagar 300 soles mensuales por derecho a un colchón, 200 por ingreso de un teléfono celular y 300 por comida de la paila.
 
Además, había cobros adicionales para televisión, seguridad, por lo que el pago podría llegar hasta los 1500 soles al mes.
 
Caracol”, quien actualmente purga prisión en el penal de Challapalca, había encomendado el control del presidio a José Angulo Casas ‘Café’ y Luis Burga Constantino, el cajero de la organización criminal.
 
El traslado de ambos reclusos hacia un penal de Cerro de Pasco era la prioridad durante el operativo que dejó una persona fallecida y 57 heridos.
 
 

TODOPODEROSOS

Los integrantes de Barrio  King ocupaban el pabellón Callao que alberga a 520 reclusos de alta peligrosidad. Eso significa que si todos pagaban al día, la organización recibía mensualmente unos 780 mil soles.
 
Ellos mismos habían reforzado los barrotes de sus celdas para evitar el ingreso de las autoridades.
 
Javier Llaque Moya, vicepresidente del Inpe, informó que hasta el viernes Barrio King era una organización invencible.
 
Comentó que en tres ocasiones anteriores el Grupo de Operaciones Especiales del Inpe pretendió ingresar a su pabellón, pero fueron derrotados. Explicó que durante el motín, los reclusos invadieron el pabellón de Lima, pero encontraron resistencia de los internos.
 
Fue entonces que en venganza acuchillaron al delegado del pabellón Carlos Lan Rodríguez. Pese a la feroz resistencia que pusieron José Angulo Casas, alias Café y de Luis Murga Constantino, alias Bicho, fueron reducidos y llevados al penal de Cochamarca, en Pasco, donde permanecerán incomunicados.